ALBERTO EN LA CUMBRE POR LOS REFUGIADOS

Durante la segunda jornada en la Ciudad del Vaticano, el gobernador puntano acompañó las propuestas por los cambios en las políticas inmigratorias.

"San Luis quiere ser un Estado de acogida", anunció el gobernador en la Cumbre.
“San Luis quiere ser un Estado de acogida”, anunció el gobernador en la Cumbre.

“Vamos a formar un comité solidario de los refugiados, queremos trasladar este comité a los campos de refugiados para tener el cara a cara y luego presentar a la provincia para que el refugiado nos pueda elegir”, propuso el gobernador en el recinto católico, y luego aseguró que la provincia costeará el traslado de las familias que elijan San Luis.

También detalló que se les brindarán lugares dignos, documentación y trabajo. “Convertir el estatus de refugiado, en estatus de inmigrante y de ciudadano”, indicó durante la segunda jornada del encuentro “Europa: los refugiados son nuestros hermanos y hermanas”, organizado por la Pontificia Academia de Ciencias, que se realizó en la Casina Pío IV.

“Vamos a intentar de que en cien días la provincia pueda traer el primer contingente de refugiados”, adelantó, y explicó que ante la situación de niños y adolescentes refugiados, la provincia cuenta con el cuerpo legal de Familias Sustitutas. Las gestiones, en caso de aprobarse, serán mediante las fundaciones Fisal y Quántica.

“Queremos ser parte del corredor humanitario. Queremos cambiar nuestra naturaleza de ser un Estado distante del problema”, sostuvo ante los ochenta líderes que participaron en la cumbre.

“San Luis quiere ser un Estado de acogida”, consideró.

El gobernador Alberto Rodríguez Saá expresó su propuesta en la Cumbre por los refugiados que se llevó a cabo en el Vaticano.
El gobernador Alberto Rodríguez Saá expresó su propuesta en la Cumbre por los refugiados que se llevó a cabo en el Vaticano.

Al inicio de su discurso, el mandatario presentó la provincia: “Somos el 1% en cantidad de habitantes de la Argentina, el 1% de la producción industrial, el 1% de la producción agrícola-ganadera y el 1% del territorio. Tenemos una ventaja: no tenemos deuda, tenemos más de diez años consecutivos de pleno empleo y no tenemos déficit habitacional”.

Después, citando el preámbulo de la Constitución Nacional donde invita a “todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino”, Rodríguez Saá destacó la importancia que las corrientes inmigratorias ejercieron en el país. “Es tan importante esta inmigración en la Argentina que nuestros últimos presidentes son casi todos inmigrantes de primera generación; eso habla muy bien de los objetivos del preámbulo”, apuntó, y diferenció: “El caso de los refugiados es distinto, porque son las víctimas de catástrofes provocadas por el hombre, de la explotación, la servidumbre, el hambre, de la violencia y de la guerra, y otros infortunios. Es distinto porque el refugiado no tiene alternativa, no quiere volver a su patria y busca un lugar donde lo encuentre, no tiene posibilidad de elegir”.

En repaso por la historia reciente del país, el gobernador dijo: “Tenemos un pueblo que es víctima de una deuda externa inmensa, adquirida sin ninguna obra que la podamos constatar, derivada en gastos corrientes, una deuda llamada odiosa que genera hambre, miseria y postergación. Hemos sufrido las culturas originarias un verdadero genocidio y lo volvieron a repetir en el siglo XIX el ejército de Roca, y se prolonga en la tragedia del Chaco, con la cultura qom. Hemos sufrido una dictadura militar que nos produjo 30 mil desaparecidos”. En este punto, el mandatario agradeció a los países europeos que recibieron a los exiliados durante la dictadura militar.

El primer mandatario puntano destacó la importancia que las corrientes inmigratorias ejercieron en Argentina.
El primer mandatario puntano destacó la importancia que las corrientes inmigratorias ejercieron en Argentina.

“La palabra refugiados la queremos de algún modo asimilar a la palabra inmigrante, y poner nuestro país a disposición para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino”, subrayó.

En otro párrafo, Rodríguez Saá agradeció por participar de las diferentes respuestas y protocolos durante las dos sesiones, y señaló que ve como hilo común a la solidaridad, a pesar de las dificultades con las esferas de competencias que existen en cada una de las alcaldías europeas y africanas.

Cerca de concluir, citó el testimonio de Madre Cabrini, como ejemplo del trabajo realizado por los inmigrantes italianos en Villa Mercedes, y transmitió el deseo de los alumnos de las Escuelas Generativas de recibir a los refugiados.

“Gracias por sembrar esperanza, quiero ser también sembrador de esperanza”, expresó, y pidió: “Que haya una Argentina sin presos políticos y una Navidad sin violencia en el mundo”.

Más de 1,3 millón de refugiados o migrantes llegaron ilegalmente a Europa por mar desde 2015, la mayoría de ellos escapando de la guerra en Siria, Irak o Afganistán. Más de 4.700 murieron ahogados en el mar durante la travesía, según cifras de la ONU.

VIDEO: Gobernador Alberto Rodríguez Saá

Nota: Matías Gómez.

Fotos: captura de video / Photos Google.

Video y edición: Luciana Picca.