El discurso del gobernador en la Legislatura

El primer mandatario provincial, Alberto Rodríguez Saá, inauguró este sábado al mediodía un nuevo período de sesiones ordinarias y anunció nuevas políticas para el presente año.

gober
A continuación, el discurso textual del gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá, en la apertura de sesiones en la Legislatura provincial:

Venía por la calle Riobamba, paramos en el semáforo y ahí había un comedor muy criollo, “El gran compadre”, y a una señora que estaba trabajando le pregunté: ¿Estás haciendo empanadas?, y ella me dijo: “Mire el cielo, está para tortas fritas”. Eso fue la Puntanidad, hoy las madres puntanas hacen tortas fritas.

Me emocionó mucho en la entrada por el reencuentro con unos viejos y canosos militantes, viejas mujeres, hermosas, por eso me cuesta arrancar.

Honorable Asamblea, señor presidente, señores ministros del Superior Tribunal de Justicia, señores legisladores nacionales, señor obispo de San Luis, señores senadores, señores diputados, invitados especiales, pueblo de San Luis.

Vengo en esta tradicional fecha a cumplir con el precepto constitucional y con el deber democrático de rendir cuentas sobre la marcha del Gobierno ante el pueblo de la provincia y sus legisladores.

A poco más de 15 meses de asumir los destinos de la provincia, tengo la satisfacción y el orgullo de informarles que las políticas implementadas en este tiempo han dado sus frutos. San Luis retomó el camino de la racionalidad administrativa y volvió a tener sus cuentas en orden.

Gracias a ello pudimos empezar a transitar de nuevo la senda del cambio continuo al que estábamos acostumbrados. Volvieron las obras de infraestructura, se recuperó una agenda de Gobierno que por desidia o impericia fue ignorada y totalmente abandonada. Se diseñaron e implementaron nuevos programas que, en un todo de acuerdo en nuestra forma de pensar y sentir, acuden en beneficio de cada uno de los sanluiseños.

El puntano vuelve a ser el centro de la acción del Gobierno, que en esta primera etapa recayó prioritariamente en los sectores más vulnerables: los niños, las mujeres, los jóvenes y aquellos que aún hoy, y mal que nos pese, están por debajo de la línea de pobreza.

Los resultados alcanzados, de los que cada uno de ustedes podrá dar cuenta ya que en sus manos tienen el documento que da prueba de ello, no hace más que ratificar la certeza y previsibilidad de nuestras promesas. Compromiso que no sólo asumimos en un momento sumamente delicado para nuestra provincia, sino que de gran incertidumbre, tanto en el contexto nacional como internacional.

A nadie escapa que asistimos a un tiempo de cambios profundos, cambios que nos obligan a reflexionar serenamente sobre cada una de las decisiones que tomamos; pero también a actuar con sabiduría, sensibilidad social, tolerancia, equidad, celeridad y firmeza.

Las necesidades no esperan, es imposible pensar que las necesidades puedan darse el lujo de esperar a que las respuestas provengan de aquellos que banalizan la política reduciéndola a sacarse una oportunista fotografía.

Cuando me referí al conocimiento de dónde venimos, yo les pido a los jóvenes, sobre todo, que les pregunten a sus padres y madres, a sus abuelos, de dónde venimos y dónde estamos parados ahora.

Nadie puede ni debe hacerse el distraído. Asistimos a un tiempo signado por nuevos paradigmas. China impulsa el libre mercado, Estados Unidos cierra sus fronteras e insinúa una fuerte apuesta proteccionista, la Unión Europea involuciona y cuestiona sus propios ejes fundacionales al punto de cerrar sus puertas al drama humanitario de los refugiados. Mientras las grandes potencias se enredan en sus particularismos y se alejan cada vez más del humanismo, los seres humanos se ven sumidos en la más cruel desigualdad. En el mundo, sólo 8 personas detentan en sus manos la riqueza que acumulan 3.600 millones de individuos. Exactamente la mitad más pobre del planeta. América Latina y el Caribe tampoco son ajenas a este mal, el 10 % más rico concentra el 71 % del capital. La depredación del medioambiente no existe como problemática global en las agendas de los líderes mundiales ni regionales y cada día el cambio climático nos sacude con nuevos desastres ambientales que golpean a las poblaciones más humildes. El racismo, la xenofobia y la guerra generan millones de refugiados sometidos en condiciones de vida infrahumanas. La desigualdad somete a los individuos a la más oprobiosa miseria y crea las condiciones para el aumento de la delincuencia, la inseguridad y un peligroso resurgir del racismo y la xenofobia.

En la República Argentina, la situación también es muy grave. El 32,2 % de la población es pobre y el 6,3 % se ve sumida en la más absoluta indigencia.

La inflación superó el 40% anual. El déficit fiscal creció por encima de los valores, largamente criticados por quien hoy nos gobierna. La deuda externa se incrementó, en tan sólo 25 meses, en US$77 mil millones, llevando la deuda total a más de US$250 mil millones, esto sin comenzar a hablar de cuánto cayó el consumo, la capacidad adquisitiva de los salarios, el empleo, la actividad industrial o de cuánto subió el desempleo o el cierre de miles de fuentes de trabajo.

A todas luces, la Argentina arrastra una deuda social vergonzosa, que más de 30 años de vida democrática fueron incapaces de saldar.

Nuestra provincia, como ya lo manifesté en este recinto hace exactamente un año, tampoco estuvo exenta en el período que va del 2011 al 2015 de la sinrazón, la irresponsabilidad administrativa y el desvarío político.

1.200 millones de déficit presupuestario y financiero, un desorden administrativo sin precedentes, una planta de agentes públicos que supera ampliamente las necesidades del funcionamiento del Estado, así como otras graves distorsiones, que elijo no recordar, condicionaron la etapa que iniciamos en el 2015. Hoy hemos vuelto a una administración coherente, a políticas adecuadas y a un manejo racional de lo público. Nuestra provincia retomó el camino del cambio continuo.

Hoy San Luis vuelve a sentar las bases del cambio y esto es lo que la posibilitará a seguir creciendo, como lo hizo del 1983 al 2011.

Hoy San Luis reencauzó sus fuerzas y transita nuevamente el progreso de la mano de los sueños de todos, de los sueños de todos. En San Luis soñamos, trabajamos y los cumplimos.

Hoy puedo prometer y prometo una nueva etapa de desarrollo para San Luis, porque ese es nuestro destino, porque nadie puede negarnos un futuro mejor.

Podemos afirmar que en San Luis inventamos los sueños para ser cumplidos. El progreso en San Luis es algo imparable, palpable, concreto. No necesitamos contarlo ni mostrarlo, está a la vista y al alcance de todos. Es posible que los más jóvenes no tengan una dimensión exacta de ese progreso, pero allí están sus padres o abuelos, nadie mejor que ellos para contarles de dónde venimos y de todo lo que hicimos juntos para edificar este presente.

Podría hablar por horas de lo que significó el progreso en San Luis y de los muchos otros pilares que hicieron el progreso provincial, sin embargo voy a detenerme sólo en uno. Permítanme unos minutos hablar del olvido. Una simple palabra que sintetiza años de ostracismo, atraso y postergación. Una simple palabra que ninguno de nosotros quiere volver a escuchar. Los puntanos, por décadas, vivimos el olvido económico. Y todos sabemos que ese olvido lo único que nos devolvió fue escasez de oportunidades. También conocimos el olvido federal, San Luis fue por años una provincia de paso, apenas reconocida por quienes la atravesaban camino a algún lugar. Un pasado doloroso, del que hoy ni siquiera tenemos memoria, ya que somos destino de quienes nos visitaban y de miles de inmigrantes que nos eligieron para radicarse y progresar.

Supimos del olvido social, un estigma al que nuestro pueblo se enfrentó estoicamente, aun cuando por momentos se viera obligado a sumergirse en el ostracismo, el conformismo y la resignación.

Vivimos el olvido histórico, quizá el que más daño nos ha hecho. Pero acá estamos de pie, edificando un presente cada vez mejor, conscientes de que nada ni nadie pudo ni podrá negar lo que cada puntano ofrendó e hizo por la patria y por la provincia. Lo que hicieron los puntanos por la libertad de América.

San Luis cambió y cambió para siempre. Defender ese cambio es un mandato que prevalece y prevalecerá de por vida. Porque es un sentimiento enraizado en el corazón mismo de nuestro pueblo y, fundamentalmente, porque ninguno de nosotros quiere volver atrás.

15 meses transcurrieron desde que dimos inicio a esta nueva etapa. Soy consciente de que la ardua tarea emprendida, en este camino de reconstrucción de la provincia, me pudo haber privado del tiempo que hubiera deseado para un mano a mano cercano, honesto y respetuoso con algunos sanluiseños con los que siento nos debemos esta posibilidad.

Con muchos otros sectores de la sociedad sí tuvimos la oportunidad de encontrarnos en un diálogo franco y abierto, poniendo siempre por delante los intereses de la provincia y el bienestar de todos los habitantes.

También mantuvimos numerosos encuentros con el Gobierno nacional, no siempre con suerte. Lo cierto es, que al día de la fecha, las autoridades nacionales todavía no han dado respuestas a los múltiples temas pendientes que la Nación mantiene con San Luis. Vuelvo a manifestar mi interés y mi deseo de entablar una relación madura y sincera con el Gobierno nacional del presidente Macri. Reitero mi predisposición para encarar una nueva agenda de trabajo, en la medida en que en ella se incorpore un cronograma cierto para el pago de los juicios que ya cuentan con sentencia firme por parte de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En materia de finanzas públicas puedo confirmar que lo peor quedó atrás. La Provincia logró revertir el déficit fiscal existente a diciembre de 2015. Hoy logramos equilibrar los desequilibrios observados y recuperar lo que por ley establece el 50 % para gastos corrientes y el 50 % para gastos de capital.

Se recuperó también el fondo anticrisis que, a diciembre de 2015, había desaparecido por completo. Se conformó el Consejo Económico y Social, con la expresa misión de acudir en defensa de los sectores más vulnerables de nuestra provincia.

Se recompuso el poder adquisitivo de los salarios del sector público en un 8,6 % en términos reales, gracias al incremento salarial otorgado, el año pasado, de más de un 40 %. Se otorgó a los agentes de la administración pública un bono de fin de año de $7.500, el más alto del país.

Se transparentó el manejo y el control de las finanzas públicas con la puesta en marcha de un nuevo sistema de gestión y control patrimonial.

Se incrementó la recaudación impositiva provincial en más de un 34 %, respecto a igual período del año 2015.

Se recuperó para el Estado provincial el control del Sistema de Compras, con la consecuente disminución de costos y la mejora en los procesos.

Para el presente, asumimos el compromiso de continuar con la recomposición del poder adquisitivo de los salarios del sector público, con incrementos que van del 38 % al 60 % para los agentes de la administración provincial, y del 188 % para los beneficiarios del Plan de Inclusión Social. Además de la incorporación a planta permanente de 1.850 integrantes de dicho Plan y de 934 beneficiarios del Programa Provincial de Pasantías.

Tenemos objetivos claros y metas específicas. Nada ni nadie nos desviará de nuestro camino en defensa del orden económico, financiero y presupuestario, sin ajustes, con justicia social y progreso.

Nada ni nadie cambiará nuestra decisión soberana de mantenernos libres de cualquier tipo de deudas impropias. Nada ni nadie nos privará de la independencia económica y de la soberanía política.

Honorable Asamblea, quiero volver a manifestar algo que ya mencioné al comienzo de mi mensaje: San Luis volvió a tener sus cuentas en orden y esto en tiempos de endeudamiento, déficit fiscales descontrolados y coparticipaciones federales disminuidas en términos reales, es un valor que no muchos pueden mostrar.

La mejora de la calidad institucional es una preocupación constante y permanente del Gobierno de la provincia. En función de ello, se propiciaron acciones que alientan un mejor vínculo entre todos los poderes del Estado y los ciudadanos.

Se suprimieron los honores y distinciones de las autoridades provinciales en pos de una mayor igualdad. Agradezco a este Parlamento haber aprobado la Ley de Supresión de Títulos y Honores. Somos la primera provincia argentina que lo hace. Un homenaje histórico al doctor Mariano Moreno.

Se disminuyeron y en algunos casos se eliminaron las restricciones burocráticas administrativas para la registración de proveedores del Estado y para la habilitación de locales comerciales con la intención de fomentar la actividad económica.

Se propició la no obligatoriedad de las PASO: Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, dejando en manos de los partidos políticos y/o las alianzas electorales, la decisión de su participación o no de las mismas.

Se promovió la figura del sistema de boleta única de sufragio que, de aprobarse, se sumaría a los sistemas ya existentes: boleta tradicional y votación electrónica. Los tres sistemas estarán a disposición de cada elector en cada lugar de la votación, garantizando así una mayor equidad en la contienda electoral. Estos dos últimos proyectos se encuentran en estado legislativo y aprovecho esta oportunidad para peticionarle al Senado provincial darle tratamiento urgente a esta enriquecedora legislación electoral.

Se creó el Juzgado de Ejecuciones Fiscales, buscando así dar un mayor impulso y celeridad a las causas de ejecución fiscal, provincial y municipal.

Se dio lugar a los Juzgados Multifueros para los departamentos Ayacucho, Gobernador Dupuy y Libertador General San Martín, asegurando así un mejor servicio de administración de Justicia a todos los ciudadanos de las localidades de esos departamentos, a la vez que disminuyen las causas en los juzgados de competencia.

Esto es un hecho maravilloso, largamente esperado, que es ir logrando la inmediatez, la cercanía del juez, de la Justicia con el ciudadano común.

Es tan lejano nuestro sur provincial, a veces olvidado el departamento Ayacucho, a veces olvidado el departamento San Martín y hoy cuentan con sus propios tribunales. Estos Juzgados Multifueros los vamos a mirar y si son una respuesta favorable, los vamos a multiplicar para que lleguen a todos los lugares de la provincia de San Luis.

Se impulsó un Juzgado Correccional y un Juzgado Contravencional para cada una de las tres circunscripciones judiciales, además una Defensoría de Pobres, Encausados y Ausentes en lo Penal, Correccional y Contravencional para cada una de la Primera y Segunda Circunscripción Judicial de la Provincia. De esta manera, se busca una mayor eficacia en el cumplimiento de las leyes penales y contravencionales, evitando que los delitos de menor gravedad queden impunes.

Se creó un Juzgado de Niñez y Adolescencia, y un Juzgado de Violencia para cada una de las tres circunscripciones judiciales, redenominando los actuales Juzgados de Familia y Menores. La intención es atender con mayor especialidad y celeridad, las distintas complejas y específicas problemáticas que tienen como sujeto a niñas, niños, adolescentes, mujeres, adultos mayores y personas con discapacidad.

Se promovió la reforma del sistema de transporte interurbano de pasajeros, a fin de garantizar a la comunidad un servicio más eficiente.

Se impulsó un acuerdo con el objetivo de evitar el despido de trabajadores por un plazo de 180 días, buscando garantizar la paz social en todo el ámbito de la provincia.

Se dio lugar a una consulta popular a fin de establecer el grado de acuerdo con la construcción del Parque “La Pedrera” en la ciudad de Villa Mercedes, verificándose una amplia aceptación por parte de los ciudadanos.

Se procedió a la firma de un convenio entre el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gobierno de la Provincia de San Luis, a fin de intercambiar información respecto del Registro de Deudores Alimentarios Morosos.

En el marco del Corredor Humanitario, del cual la provincia de San Luis forma parte como Estado Llamante, se firmaron 62 convenios de cooperación con municipios y culturas originarias de la provincia de San Luis, quienes se incorporaron como Municipios Adherentes Activos del Comité de Refugiados.

Se creó el Registro de Empleo Puntano en protección del trabajo de los sanluiseños.

Se impulsó el vínculo Provincia – Municipio a fin de dar una respuesta acabada e inmediata a las inquietudes existentes en materia de salud, educación, viviendas sociales, obras de infraestructura, comunicación, transporte, estado de caminos vecinales, entre otros aspectos. Este programa dio lugar a una inversión de más de $94 millones en beneficio de las diferentes comunas, a la vez que promovió la utilización de mano de obra local.

Se renovó el Documento Nacional de Identidad al 90% de la población, dando cumplimiento así a lo dispuesto por el Poder Ejecutivo Nacional.

Se procedió a la intervención de las diferentes asociaciones civiles que incumplieron con la ley, a fin de salvaguardar su existencia. Este enunciado o esta realización de la intervención a distintas asociaciones civiles, tenemos un tema emblemático que es el Club Estudiantes de San Luis, que en manos de un grupo inescrupuloso terminó llevándose la sede del club a la ciudad de Lobos en la provincia de Buenos Aires, que es donde jugaba el Club Estudiantes de San Luis, que tiene más de 100 años, que ha sido fruto del sacrificio de las familias completas, una de las barriadas, tal vez una de las más importantes de la ciudad de San Luis, terminaron llevándose la localía.

Cuando llegamos a ver el club, en la Comisión Directiva, ninguno era de San Luis y el grupo de socios era menos de 40, y tampoco pertenecían a San Luis y esto no lo vamos a permitir. San Luis es de los puntanos.

Dentro de la ley, lo que hemos hecho con el Club Estudiantes es absolutamente con la ley en la mano, con los tiempos, con las formas correctas y luego la intervención comenzó a normalizar el club, con mucho sacrificio volvió a San Luis. Estudiantes juega de local en San Luis y el club ahora tiene los chicos, los juveniles en un programa porque va a tener su Escuela Generativa. Va a tener las inversiones del Estado para favorecerlo, igual que una decena de clubes de la provincia, que van normalizando, transparentando las comisiones directivas y haciendo el esfuerzo por recomponer las instituciones, amigarse con el barrio, con su gente, con los vecinos y, por supuesto, el Estado presente para recomponer esta situación dolorosísima que estábamos sufriendo en la provincia.

El ejemplo inverso es Jorge Newbery, en Villa Mercedes, y “Corazón” Victoria, que está también logrando éxitos enormes. Los mismos convenios los vamos a hacer con todos los clubes de la provincia. Estamos ya en más de una decena y pensamos llegar a fin de año a cerca de 100 clubes, a los cuales vamos a poner en valor, vamos a hacer las construcciones que haya que hacer para que todos los clubes tengan los mejores lugares para que trabajen los chicos, que hagan deporte y cultura, y los jubilados también.

Durante el año 2017 se impulsarán, entre otros, el Plan de Desarrollo Puntano que acude en respuestas a las diferentes necesidades de los municipios y el Programa Equipamiento Vial y Cooperación entre Municipios.

A más de un año de iniciada la gestión, puedo afirmar que San Luis está nuevamente en marcha. El plan de obras públicas encarado, respaldado por una fuerte inversión, no sólo posibilitó el despegue de la economía provincial, sino que también permitió retornar el camino del cambio continuo, cambio continuo al que estábamos acostumbrados.

Se priorizó el drama de los inundados. Hoy todas las familias afectadas tienen solucionada su situación habitacional: cada una de ellas ya cuenta con una vivienda nueva. A ello, debemos agregar los trabajos de encauzamiento y contención, y las obras viales e hídricas que además de paliar las situaciones vividas, impedirán que vuelvan a repetirse.

La solución estructural a los inundados nos debe llenar de orgullo. Los inundados es un tema que aparece, hoy está presente porque esta tormenta que conmovió a toda la Argentina; hoy Salta está inundada, el drama de Comodoro Rivadavia, en donde llueve muy poco, pero ahí está la naturaleza mostrándonos el cambio climático y lo que produce.

Nosotros solucionamos todo el problema de los inundados. Fuimos casa por casa, mirándonos a los ojos, con mucha incomprensión o falta de conocimiento de muchos que decían: “Bueno, son poquitos, pongámoslo debajo de la alfombra”. No hacemos eso acá. Fuimos a un cara a cara que es muy difícil porque siempre hay alguno que exagera u otros por timidez o humildad no nos cuenta todo y otros que, aprovechados que aparecen en ese momento diciendo: “Yo también, yo también”; y eso es muy difícil pero hay que hacerlo.

Lo mismo nos pasó hace pocos días en “La Pedrera”, en el barrio La Ribera, que se produjo también una lluvia de aproximadamente 100 milímetros en pocos minutos y se produjo por descuido o por lo que fuere una situación parecida. Acudimos de inmediato y fuimos casa por casa brindando solución a todos los hermanos de La Ribera. Nuestra preocupación fue inmensa y así como les estamos dando una solución estructural y definitiva a todo lo que produjo, los accidentes o las construcciones que produjeron que esos lugares se inundaran, como lo hicimos en Quines, Leandro Alem, Luján, ya lo hicimos en La Ribera.

Hace poquitas horas, cuando se venía esta tormenta de ahora que al sur de San Luis castigó con una lluvia de más de 200 milímetros; nosotros nos pusimos en alerta, fue tal vez la primera vez que usamos esta metodología: ya sólo el anuncio de una lluvia nos alertó y a todo el sistema de alerta de San Luis, Seguridad Comunitaria, Policía, Bomberos, el Sistema de Salud; en el sur se produjo una pequeña inundación y en el acto ya estábamos acudiendo, solucionando los problemas e inclusive hicimos evacuaciones preventivas que dieron resultado. Esto que hicimos, luego los funcionarios involucrados me llamaron diciendo: “Qué suerte que lo hicimos”, “qué bueno que resultó”, “qué bueno está la alerta con tiempo”. Si nosotros sabemos, si el pronóstico anuncia que van a suceder cosas, aunque duela decirlo tenemos que pensar lo peor y prevenir porque lamentablemente, en estas épocas, pasa lo peor.

El Parque “La Pedrera” es una realidad pronta a inaugurarse. Hablamos de 66 hectáreas destinadas al deporte, la cultura, la educación, la salud, la tecnología y los servicios que no sólo es y será fuente de trabajo para miles de puntanos, sino que se convertirá en un polo de atracción turística para San Luis, la región y el país.

“La Pedrera” es una obra que se ha hecho con tanta celeridad y la vamos a inaugurar dentro de muy poquito; muchos, sobre todo en la ciudad de San Luis, no la conocen y cuestionan ¿por qué en Mercedes sí y en San Luis no? y dicen: “¿Qué es este monumento de cemento?”. Este monumento de cemento va a tener alma y le vamos a dar un alma bien puntana, bien de barrio, bien para todos: bien para las mujeres, los niños, la familia, el deporte, la salud, para la cultura. Vamos a empezar con las inauguraciones que van a ser sucesivas y las vamos a poder ver, visitar y tal vez lo que no se entendió, lo que no expliqué o no me entendieron, lo vamos a poder ver y después evaluar. Y yo creo que después que la veamos vamos a decir: ¡Qué linda ‘La Pedrera’! Cuánto progreso nos está trayendo y queremos más ‘Pedreras’ en toda la provincia de San Luis. Y vamos a hacer más Pedreras en toda la provincia de San Luis.

Soñamos juntos con el intendente de San Luis en hacer algo parecido: una ‘Pedrera’ en San Luis. Estamos trabajando, encontramos algunas dificultades que no son ni de la Provincia ni del Municipio. Esperamos que la Nación nos remueva los obstáculos, que para la Nación son insignificantes, para que podamos también tener una megaobra social, deportiva, cultural, que dé trabajo, nos llene de orgullo y genere más fuentes de trabajo y nos ayude a erradicar la pobreza también en la ciudad de San Luis.

En todos los municipios se ha dado impulso a obras públicas, obras de pavimento e iluminación con acuerdos que se hicieron y creo que prácticamente todas se han cumplido y tenemos que pensar ahora que ya cumplimos y las hicimos, en más para todos. En esto destaco los anfiteatros y centros culturales en San Francisco, la Casa de Tucumán, el Centro de Alto Rendimiento Deportivo, la casa del poeta Antonio Esteban Agüero, entre otras obras.

Quiero hacer un gran centro cultural en Quines, que es una de las ciudades que más ha crecido de la provincia. Porque discutimos, porque nos peleamos, porque no dialogamos, por ahí por culpa mía o por lo que fuere, tenemos que hacer más por Quines y lo vamos a hacer. Cuando digo Quines digo todo los pueblos olvidados o que se sienten olvidados.

En materia habitacional se entregaron 3.153 viviendas nuevas, dando así respuesta a las necesidades de miles de familias. Esto, sin contabilizar las 451 viviendas en construcción y las 440 viviendas del Plan Solidaridad a intervenirse en el corto plazo.

Se repararon más de 2.600 kilómetros de rutas provinciales, tanto de la red vial primaria como secundaria, todas con un alto grado de descuido y deterioro.

Se implementó un programa de empleo a lo largo y ancho del territorio de la provincia que dará cabida en forma rápida a todos aquellos que ejerzan un oficio. Próximo a inaugurarse está el túnel carretero bajo la Calle Angosta, obra de importancia estratégica para la ciudad de Villa Mercedes, que hizo una gran inversión superior a los $42 millones; esta obra se complementará con la pasarela peatonal, obra de más de $5 millones, que vinculará las zonas aledañas con el anfiteatro.

Con un avance de más del 94% se levanta el puente carretero sobre el Río Quines, esta obra con una inversión de más de $34 millones viene a reemplazar el viejo puente que fuera destruido durante las inundaciones a principio del año 2015.

En el presente año se dará inicio a nuevas obras de infraestructura, entre muchas otras ya se encuentra proyectada la construcción de hospitales y Centros de Salud; Escuelas Generativas; de obras para clubes, asociaciones civiles; de calles y caminos; de nuevos cuarteles de bomberos.

La seguridad es una preocupación de muchos, que ocupa en forma excluyente a nuestro Gobierno. Tenemos claro que el objetivo es mejorar las condiciones de seguridad del ciudadano y sabemos que esa tarea, para que sea sustentable en el tiempo, necesariamente debe ser integral. En esa intención, y durante los primeros meses de gestión, se declaró el estado de emergencia del sistema de seguridad, en todo el ámbito de la provincia de San Luis; el objetivo fue reestructurar y reorganizar, tanto a la Policía de la Provincia, al Servicio Penitenciario como a las demás instituciones de Seguridad. Se suscribieron convenios con el Ministerio de Seguridad de la Nación que acuden a obtener información vinculada a identificación de personas, vehículos y armas; registros patronímicos y biológicos a los individuos, lo que dio lugar a la creación de la División de Identificación Biométrica y Forense en el ámbito de la Policía puntana; prófugos, antecedentes de personas, vehículos sustraídos y otros elementos obrantes en la Base de Datos de Interpol; registros de identificación balística; investigaciones y procesos de ciberdelitos.

Se procedió a la incorporación de 247 postulantes y al ascenso de 491 efectivos policiales, en distintos rangos.

Se creó un incentivo de productividad, incrementando en 80 horas mensuales el trabajo efectivo y a disposición de la fuerza de aquellos que voluntariamente se acogieron al nuevo régimen. Este programa fortaleció la presencia policial en las calles, al tiempo que eliminó la cuestionada figura de los adicionales. Los adicionales, un sistema en el que el policía, antes, trabajaba 24 horas y 48 horas no, en esas 48 horas hacía adicionales, esos adicionales quedaban necesariamente, por la burocracia o porque el tiempo iba pasando o por la familiaridad de trato que se iba dando, el policía terminaba haciendo el mismo adicional, al mismo lugar, para un mismo privado, entonces se convertía en la actividad más importante para él sumar adicionales, para ganar más dinero y terminaba con un vínculo casi familiar o de dependencia con el privado. Cuando volvía a hacer las 24 horas para la provincia venía cansado, también hay que entender esa parte humana. Pero esto no era lógico porque el tiempo del policía no estaba a disposición del Estado y de la Policía, el tiempo del policía quedaba regulado en manos del privado; por otro lado generaba un sistema de injusticias, porque no todos hacían adicionales, hacían algunos y otros no, y todos querían ganar más. Entonces se buscó un sistema, se buscó cuánto es lo máximo que se gana en adicionales y se encontró que la suma era $5 mil y algo, la media máxima por ahí andaba, entonces se buscó una suma, $7 mil, y esa suma se le dio al policía y se le dijo: si usted quiere hacer adicionales no hay más ahora, los maneja la policía, el Gobierno; el privado tiene que depositar y el Gobierno manda al oficial o al personal que considere que puede o debe ir. Hemos recuperado el tiempo del policía a disposición de la Provincia, somos los primeros que nos hemos animado a hacer esto y lo hemos hecho pero en un marco de acuerdo, de diálogo maravilloso en el cual el policía hoy está contento. Los que ganaban más de $7 mil puede que no estén contentos, pero todos los policías están contentos porque ahora ganan igual o más que los adicionales y todo el tiempo lo tiene ahora el Gobierno. Tenemos un tercio más de tiempo del policía, es como si hubiésemos sumado un tercio de cuerpo policial más, todo esto con un equilibrio, una arquitectura financiera para lograr lo mejor y que ha resultado un gran provecho de todos. Por eso lentamente vamos viendo que hay más presencia policial y desearíamos muchísima más, sobre todo en los barrios de San Luis. Porque el policía tiene que aprender primero a cuidar a los humildes, si el humilde está bien todos vamos a estar bien.

El personal policial está equipado con nuevos uniformes, armas y municiones; no tiene problema en ese sentido, le preguntamos a la Policía cuántos automóviles, motos, móviles policiales necesitan. Le sumamos el 10 % más y todo eso se lo hemos entregado a la Policía, que creo que lo vieron en estos días. Cada auto policial tiene un protocolo, tiene un chip de seguimiento para saber dónde está y que el policía cumpla, y que el móvil cumpla su función, y si va a comprar una pizza, va a salir ahí.

Se ha capacitado al Servicio Penitenciario Provincial y se ha hecho una fuerte inversión en obras, vehículos, equipamiento, insumos y uniformes.

Hablemos de educación. Sin educación no hay futuro. Sin educación no hay democracia. Sin educación no hay inclusión. Sin educación no hay igualdad de oportunidades. Sin educación no hay libertad. Sin educación no hay vida digna. Sin educación lo único que crece es la pobreza.

Desde que asumimos nuestro Gobierno, y tal como ocurrió desde el 83 hasta el 2011, la educación constituye una política de Estado para el Gobierno de la provincia de San Luis.

En esa dirección se hizo realidad la universalidad, la gratuidad y la obligatoriedad de la educación, incluyendo a todos los niños a partir de los 4 años. Se promovió la calidad educativa, trabajándose sobre las estructuras curriculares. Se hizo verdad y de manera efectiva los 180 días de clases.

Se construyeron nuevas y modernas escuelas en todos los niveles: inicial, primario, secundario y universitario. Se dio impulso a las escuelas con jornada extendida.

Se priorizó y se priorizará la seguridad de nuestros alumnos, esto es muy importante, se priorizará la seguridad de nuestros alumnos con la instalación de cámaras en la totalidad de los ingresos de los establecimientos educativos provinciales.

Vamos a hacerlo y lo quiero hacer urgente, vamos a poner en todas las escuelas cámaras de seguridad para mirar a los chicos, no son para controlar la escuela, sino para cuidar a nuestros chicos, para que no haya pícaros a la salida y para que los papás puedan mirar desde sus teléfonos celulares las cámaras de la escuela.

Se ampliaron los derechos de los trabajadores docentes, jerarquizando su rol mediante concursos y la titularización de miles de ellos, brindándoles actualización y formación a través de los Institutos de Formación Docente Continua, garantizando el poder adquisitivo de sus salarios y estableciendo el premio Docente del Año.

Se apostó a la innovación dando lugar al Proyecto Escuelas Generativas y al Primer Concurso Provincial de Innovación Educativa.

Se evaluó y midió la calidad educativa, con operativos propios diseñados por San Luis y para San Luis, más allá del operativo nacional “Aprender”. A estas acciones, se sumó el Primer Encuentro Provincial de Autoevaluación Institucional.

Se crearon los Centros de Actividades Infantiles (CAI) de apoyo pedagógico. Se instauró el Programa Escuelas en Movimiento. Se llevaron a cabo más de 250 ferias de Educación, Ciencias, Artes y Tecnología, con la participación de 50.000 alumnos y 5.000 docentes de nivel primario.

Se impulsó la educación técnica a través de 34 escuelas de ese nivel. 5 centros de formación profesional, 2 tecnicaturas de educación superior, 1 profesorado y 3 aulas y talleres móviles.

Se invirtieron $76 millones para el mantenimiento y la refacción de escuelas. Se destinaron $42 millones que acudieron en sustento de los comedores escolares y de la copa de leche, dando cobertura a 70.000 alumnos. Se proveyó de transporte escolar rural a 69 establecimientos educativos.

Yo me he reunido con los docentes en forma amable y casi de manera informal, y con un número enorme, casi el 50 %, y me quiero reunir con el otro 50 %. Ahí conversamos y yo les cuento que es lo que estamos haciendo en San Luis, estamos sosteniendo los pilares de la educación, en los pilares de la educación vamos a poner algo que es muy importante que es la calidad educativa, todos trabajamos por la calidad educativa, es indiscutible, de educación pública y gratuita, todos trabajamos por la educación pública y gratuita, ¿quién no?

En el salario de los docentes todos tenemos que trabajar y trabajamos por el mejor salario para los docentes. Estos tres pilares se sacuden por la crisis en la que está la educación, entonces hemos puesto un cuarto pilar que es la innovación, la innovación debe ser libre, el que quiere innovar, innova; el que no quiere innovar, no innova. Esto nos está dando una enorme apertura y posibilidad de innovación y ahora ha terminado, y estamos evaluando y leyendo apasionadamente porque hemos hecho un concurso sobre innovación; se han presentado creo que 146 trabajos, los vamos a leer y a todos los trabajos que ameriten les vamos a dar los premios correspondientes, o el premio adquisición, o el reconocimiento que corresponda, y además los vamos a poner en práctica. Entonces desde un extremo si hacemos una pequeña innovación, como lo ha hecho la Escuela de Bellas Artes de Villa Mercedes, por ejemplo, que cambió el horario de entrada, entonces un día de lluvia como hoy, los chicos llegan a otro horario y no colapsa la avenida Mitre, y pueden llegar a otro horario a la escuela, que antes no sucedía así. Es una pequeña innovación. Pero una gran innovación, como es por ejemplo la Escuela Innovadora, la Generativa en la que prácticamente se innova en todo, pero entre un límite y otro hay una enorme cantidad de matices que la creación, la creatividad del docente, de los padres, los alumnos, los chicos, de los que componemos el sistema escolar, en diálogo, podemos llevarla a cabo.

Cuando veamos ahora estos concursos, vamos a llevar a cabo, tal vez, 146 proyecto innovadores, tal vez menos, vamos a conversarlo por supuesto con los autores. Esto me llena de orgullo porque tenemos reconocimientos internacionales que miran estas escuelas generativas y esta innovación libre con muchísimo interés. ¿Qué puede pasar? Puede pasar que nos equivoquemos. ¿Y qué tenemos que hacer? Rectificarlo en el acto y para eso están los equipos psicopedagógicos mirando y viendo si comentemos algún error. Lo cierto es que en la Escuela “Corazón Victoria” ningún chico ha faltado y ayer tuvimos la hermosísima y casi poética presencia de los cinco chicos refugiados que fueron por primera vez a clases en San Luis, a la Escuela “Victoria Corazón”.

San Luis 3.0 es el presente y también el futuro. Es innovación tecnológica, cercanía, diálogo, vínculo y progreso. Es la herramienta que hace posible el encuentro entre todos los sanluiseños. Es conocimiento, cultura, información y entretenimiento. Es salud, educación y empleo. Es participación, crecimiento y desarrollo. Es una mayor y mejor calidad de vida para todos. Es lo que mejor define a este San Luis del cambio continuo.

San Luis 3.0 son todos los hogares puntanos conectados a través de la red en el 2019. Son 670 kilómetros de nuevos tendidos de fibra óptica en 2017, son 100 veces más de velocidad para beneficio de todos y 300 nuevas antenas en San Luis y Villa Mercedes.

Inauguramos en Villa Mercedes una antena, en un barrio, de la periferia al centro. Estamos en el barrio y yo con el celular pregunto ¿no se necesita password? Me dicen: “Entra directo”. ¿Y a ver qué es esto de la alta velocidad? Y efectivamente, ¿vieron que hay que esperar?, acá uno aprieta internet y se hace más rápido que un zapping en televisión, es esta velocidad en la red que vamos a tener. San Luis lo va a tener y lo está teniendo. Lo vamos a multiplicar para que lo tenga toda la provincia.

Son escuelas, hospitales, centros de salud, comisarías y otras dependencias oficiales vinculadas entre sí. Son 100.000 tabletas distribuidas entre nuestros abuelos y los alumnos de colegios primarios. Son maestros. Con estas tabletas o tablets hemos tenido un inconveniente, porque para comprarlas sin impuestos hay que adherir a unas reglas de las Naciones Unidas y contratarlas a través de una licitación internacional. Estábamos buscando ese procedimiento cuando de golpe apareció que la Argentina se va a liberar de impuestos a todos estos medios digitales. Y ahí estamos. Buscamos una salida que espero sea la mejor para solucionar rápido y podamos llegar en este mismo año a las tablets. Por ejemplo, para los abuelos significa que van a poder anotar los remedios, van a tener una alarma que les va a decir la hora, van a poder anotar la rutina, van a poder elegir los diarios que quieran leer, los van a tener ahí, van a poder elegir los canales de televisión que quieran mirar, van a tener juegos electrónicos, van a poder tener alarmas, y esto lo vamos a multiplicar no sólo a los abuelos sino también que queremos que llegue al sistema educativo, a los docentes, a la salud y a la Policía, para que todos podamos estar conectados, toda la sociedad de San Luis con nuestra red interna, llamémosle, que no es interna sino con el mundo también.

Son maestros, profesores y directores vinculados a través de las nuevas tecnologías. Son policías, son médicos conectados con una mejor salud.

San Luis 3.0 es una revolución tecnológica atravesando toda la geografía puntana, a todos los pueblos de San Luis, de la periferia al centro. San Luis, la miren como la miren, se enteren, quieran saberlo o no, San Luis es la provincia más digital de la República Argentina.

La crisis económica y social tiene efectos devastadores sobre la salud de la población.

Los actuales indicadores socioeconómicos del país, a los que hice referencia al comienzo de mi mensaje, exigen de nosotros que nos ocupemos especialmente de esta cuestión, asumiendo el desafío que el momento impone.

No son tiempos para mirar para otro lado. La salud no es un tema más en la agenda de nuestro Gobierno. La salud, como la educación y la pobreza“es el tema” y, les prometo, vamos a actuar en consecuencia, poniendo todo lo que hay que poner para dar lugar a las demandas de los sanluiseños.

Conozco los problemas y sé cómo resolverlos. Villa de Merlo, Villa Mercedes, San Luis, así como los demás municipios de la provincia van a recibir las respuestas que están esperando. Personalmente me comprometo a ello. Tanto yo, como el resto del equipo de Gobierno, estamos consustanciados con la situación y trabajaremos sin descanso para aportar soluciones inmediatas.

Las puertas de la Casa de Gobierno están abiertas para dar cabida a la opinión de todos. Dialoguemos. Intercambiemos puntos de vista, con seriedad. La salud, como la educación y la pobreza, tampoco conoce de ideologías. No es de izquierda ni de derecha. La salud es un tema universal. Y lo único que importa es el bienestar de los puntanos, sin distinciones de ninguna clase social.

Hemos abierto las puertas del diálogo, de tal manera que hemos convocado a todos los sectores gremiales, a los que tienen poder de decisión sobre las obras sociales, invitándolas a que si ellas hacen un inversión, la Provincia va a invertir para que ellos administren, con tal que las obras sociales pongan sus clínicas, sus sanatorios, como tienen en todas partes del mundo. ¿Por qué reciben la cápita y terminan parando en el hospital público las obras sociales? Esto no es justo. El hospital público los va a asumir y a veces colapsa. Tenemos que hablar, dialogar, falta esa pata. Y la otra pata que falta es la parte privada que está siendo muy criticada porque no da soluciones y lo único que hace es preocuparse por quién agravia más al otro. No es bueno así. Abramos el diálogo. Y el Gobierno les ha ofrecido, a la parte privada, ayudarlos o darle todo, darles el aporte para que hagan la inversión y después lo tienen que devolver por supuesto, sin interés, pero a precios actualizados y seriamente con un compromiso patrimonial de que se va a devolver. Pero estamos dispuestos a todo eso y se ha abierto el camino del diálogo. Y estamos hablando pero yo veo que todavía es lento, hace falta más diálogo, más compresión, más racionalidad y avanzar. Animarnos, confiar y avanzar para que San Luis tenga las tres patas de la salud: una fuerte parte privada, una fuerte parte de los gremios de las obras sociales y por supuesto el Estado que no le rehúye a la responsabilidad y va a seguir haciendo enormes y las más grandes inversiones en San Luis, los vamos a sorprender con todo lo que vamos a hacer por la salud.

San Luis cuenta con 3,6 médicos habilitados por cada mil habitantes, índice que se posiciona muy por encima de los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la región: 1,98 médicos cada mil habitantes. Esto pide la OMS, nosotros tenemos casi el doble, aun así seguimos necesitando más profesionales en diferentes especialidades para mejorar la atención.

Nos pasa en Salud que tenemos por ahí sobredimensionado, porque nuestro territorio es tan extenso que no llegamos con la misma dimensión por ahí a un centro muy poblado y a otro muy lejano.

En materia de infraestructura sanitaria contamos con 29 hospitales, 27 centros periféricos y más de 123 Centros de Atención Primaria distribuidos a lo largo de todo el territorio provincial, en niveles de complejidad creciente.

En el año 1983/84, me hacía acordar el Adolfo (Rodríguez Saá), cuando le estaba hablando yo sobre la salud y los centros que estamos por hacer, hospitales -para cada pueblo, un hospital-. “Mirá lo que es San Luis”, dijo; cuando llegamos al Gobierno, un día teníamos una crisis en Salud porque venían los intendentes, apenas empezaba la democracia, y ¿saben la respuesta que tuvimos? Un botiquín para cada pueblo. Y se fueron todos contentos, y generó un clima de diálogo, de cómo solucionar el problema. Un botiquín, era lo que podíamos hacer en ese momento. Hoy estamos hablando de hospitales para cada pueblo, el tremendo salto que hemos dado. Y lo tenemos que seguir dando, porque hay desafíos de los tiempos, viene la alta complejidad, las imágenes, la aparatología, las grandes especializaciones, que se exigen cada vez más; nos demandan cada vez más y vamos a responder cada vez más.

Más allá de estos números, comprobamos que era imperioso incrementar la oferta existente en pos de una prestación de salud eficiente y de calidad, precisamente por ello se construirán: el nuevo Hospital San Luis, con un total de 400 camas y una superficie de 55.000 m2; el nuevo Hospital Pediátrico, con 100 camas y una superficie de más de 8.000 m2; el nuevo Hospital Escuela de Villa Mercedes, que se asentará en el actual Centro Cívico. Este Gobierno ha dicho: ¿Para qué el Centro Cívico de Mercedes? ¿para que el gobernador diga que atiende en un despacho de alfombras rojas, bonito? ¿por qué no ahí el Hospital Escuela de Villa Mercedes, aprovechando ese lugar? Y así lo estamos haciendo.

Cuando yo era de la JP (Juventud Peronista), estábamos en un lugar emblemático, medio gorila. Y decíamos que ahí, en ese lugar, íbamos a hacer un hospital de niños por orden de Perón; yo escuchaba a los políticos que decían ahí iban a hacer un hospital y después no lo hacían. Nosotros ya estamos en proceso de licitación de la obra del Hospital Escuela de Villa Mercedes, en el Centro Cívico. Sí se hace y lo vamos a hacer.

Sólo la refuncionalización del Centro Cívico, convertido en Hospital Escuela, superará los 7.500 m2, casi tres cuarto de manzana.

Vamos a construir un nuevo hospital en El Trapiche, con una superficie de más de 1.700 m2; dos nuevos centros de Atención Primaria para las localidades de Beazley y Nueva Galia; el nuevo Centro de Salud en El Morro; el Laboratorio de Referencia Provincial y Centro de Rehabilitación para el Adulto Mayor, con 4.000 m2 refuncionalizados  y 300 m2 nuevos.

Pronto a finalizarse se encuentran: el nuevo Hospital de Villa de Merlo, el nuevo Hospital de Concarán, y el nuevo Hospital de Fortuna.

En esa misma dirección se encarará la ampliación de los hospitales y centros  de salud de Lavaisse, La Calera, San Martín -éste incluye residencias médicas-, Luján -con residencias médicas-, y Tilisarao -que también incorporará un área de residencias médicas-.

Las residencias médicas es la nueva modalidad. Queremos médicos. Vienen los médicos y dicen: “¿dónde vivimos?” Para ir a unos de nuestros pueblos. Entonces, en algún momento dijimos: “a las viviendas que hemos hechos, que hace la Provincia”. Y nos pasó algo muy triste. El médico se hizo nombrar, se fue al lugar, tomó la casa, la vendió, renunció y se fue. Entonces, ahora no hacemos más eso, discúlpennos, vamos a ser desconfiados, desconfío. Vamos a hacer las residencias en el mismo hospital. Trabajás acá, viví acá. No trabajás acá, no vivís acá.

Las residencias médicas van a tener la comodidad de un campus universitario, que son de gran calidad de vida. Con esto creemos que vamos a solucionar la cuestión de que no tienen dónde vivir. Cuando decimos “médicos”, estamos diciendo también los paramédicos, que son enormemente importantes.

Asimismo, debo mencionar las intervenciones, en pos del mejoramiento de la infraestructura, realizadas en 46 hospitales y centros de Atención Primaria de toda la provincia. Entre ellos se encuentran el Hospital San Luis, Hospital Cerro de la Cruz, Hospital de La Punta, Hospital del Sur, el Hospital de Candelaria, Hospital de San Francisco, Hospital Santa Rosa del Conlara; Hospital La Toma; el Hospital de Juan Domingo Perón, de Villa Mercedes; el Hospital de Justo Daract; el Hospital de Arizona; el Hospital de San Martín; y diferentes centros Atención Primaria, distribuidos a lo largo y ancho de la provincia.

A fin de dar respuesta a las situaciones y urgencias prehospitalarias, la Provincia cuenta con el SEMPRO (Servicio de Emergencias Médicas Provincial). Este servicio también se verá acompañado por una fuerte inversión, acorde a las necesidades observadas. En esa dirección, se creará una base operativa en la Villa de Merlo y una cuarta base operativa en la ciudad de San Luis. Se incorporarán, en los próximos quince días, nuevas unidades de alta complejidad, que se sumarán a la flota de más de cien ambulancias existentes en la provincia. Además de quince camiones-trailers que acudirán en auxilio de siete regiones sanitarias, asistiendo preventivamente a barrios y zonas rurales.

Esto que leí, que lo digo así y no pasa nada, lo voy a contar, porque va a ser algo muy importante. Vamos a poner quince nuevas unidades de alta complejidad y quince camiones-trailers, que van a ir a las sietes regiones de la provincia y a los barrios; y se van a sumar quince ambulancias más. ¿Cuál es la idea? Vamos a salir en camiones-trailers sanitarios y en las ambulancias de alta complejidad y, por ejemplo, vamos a ir a las mujeres para hacerles las mamografías, vamos a ir al barrio, vamos a ir a cada uno de los pueblos de San Luis. Queremos llevar la salud a donde está el que la necesita o dónde queramos hacer la prevención. Queremos llevarla a todos los barrios de San Luis, Villa Mercedes, Justo Daract, Merlo, a todos los barrios de la provincia, a Quines, La Toma y todos los pueblos. A esto ya empezamos a implementarlo, y espero que en los próximos meses ya lo tengamos organizado para lanzarlo a hacer prevención y a atender la salud de los barrios.

La mortalidad infantil es una realidad que afecta a nuestro país y también a San Luis. En tal sentido, nuestra provincia ha encarado una lucha decisiva propiciando la baja de estos índices.

Los logros en política sanitaria son siempre colectivos. Nada es posible sin el accionar de las áreas específicas y sin la invalorable colaboración de la comunidad.

Vieron que cuando una pasa por la autopista hay un “semáforo” rojo, amarillo y verde, ¿cómo anda la autopista? ¿te gusta o no te gusta? ¿tiene las luces?. Yo la verdad que muchas veces apreté el amarillo, no necesariamente aprieto el verde para hacerme “autobombo”. A veces no me gusta y aprieto el amarillo. Nunca apreté el rojo, el amarillo a veces, y muchas veces el verde. En los hospitales vamos a hacer algo parecido: cuando atiendan a una persona, le vamos a pedir que apriete el botoncito para que nos diga si fue bien o mal atendido. Vamos llevar las estadísticas, para transparentar. Cuando dicen “¡qué mal se atiende en el hospital!”, “falta esto”, “falta aquello”; y después viene alguien y dice “¡qué bien se atiende en el hospital!”, “tienen todo”. Alguien, alguna vez, fue por un problema en los ojos y le terminaron dando hasta los anteojos, que no pasa en ninguna parte del mundo. Entonces, esto queremos saber, queremos tener más transparencia, más datos y más información. Van a aparecer “semáforos” que uno apriete y diga bien, mal, regular. Vamos a tener mejor información.

La expectativa de vida de nuestros habitantes ha crecido. Era de 67 a 74 años, ahora de 74 a 80 años. Eso también es porque el sistema de salud funciona, pero hace falta más, tenemos que llevarla a más, así tenemos viejitos sabios que nos ayuden en esta provincia.

La devastación de la naturaleza sólo trae más destrucción y, más temprano que tarde, verdaderas catástrofes sociales.

Por ejemplo: la Cuenca del Morro y el Barrio Eva Perón de Villa Mercedes. Se empezó en la Cuenca del Morro con problemas que generaban los campos de soja y la desertificación de los campos, y los propietarios son gente con una posición acomodada. El problema se produce en los campos, pero el efecto se ve en el barrio pobre, y esto es como una ley increíblemente horrible. Todo termino en el Barrio Eva Perón de Villa Mercedes.

Esto es una alerta que tenemos que tener. Tenemos un corazón sensible a la justicia social –que lo tenemos todos-, y a nadie le gusta que un pobre sea más pobre, o que el humilde sea castigado. Esto se produce y es lamentable, por eso tenemos que mirar la problemática del calentamiento global y del medio ambiente, y ponerlo en la agenda de la Provincia.

La omnipotencia del ser humano, de creer que su desarrollo depende de su capacidad para trasformar la realidad sin atender la preservación de los recursos naturales, es un gravísimo error que el mundo está pagando con creces. Hoy está pasando en la Argentina. Esta lluvia de ahora, simplemente, produce problemas.

En ese camino, la Provincia abordó la problemática que atraviesan las más de 370 mil hectáreas en la Cuenca del Morro y su área de influencia, a través de la Ley de Emergencia Pública Ambiental.

El 1,5 % de todo el territorio provincial es la Cuenca del Morro, y se puede extender o no, ya dirá lo que está pasando con la naturaleza.

A través de la Ley de Emergencia Pública Ambiental, en el ámbito de la Cuenca del Morro y su área de influencia, San Luis se obliga a la conservación, manejo sustentable del suelo y forestación de 6 millones de árboles y plantas en las zonas afectadas, además de una mayor protección y recuperación de los bosques nativos.

Yo paso por la provincia de San Luis y conozco -voy a exagerar- casi todas las plantas que están a la vera de los caminos de San Luis, porque tengo que ver con eso. Sé que la gente pasa y no mira eso, muy poca gente lo ve o tiene esa perspectiva de darse cuenta que se puso una planta. Hay mucha indiferencia y, sobre todo, de los municipios, de los dueños de los campos que están al lado de las autopistas y caminos provinciales. Una enorme indiferencia. No le echan un vasito de agua nunca.  Y buscan: “Si te riego la planta, ¿cuánto hay?”, y así no muchachos, esto es un problema de todos.

En la Cuenca del Morro hay que plantar 6 millones de árboles, y tenemos la gran solidaridad de los chicos, de las escuelas, que van y plantan, pónganle unas 40 plantas, que es grandioso y un ejemplo; pero es insuficiente. Hace falta mucho más. Tenemos que hablar de 6 millones que, una vez que estén plantadas, hay que esperar que tengan algún tipo de crecimiento, para que, una vez que tengan las raíces grandes, empiecen a absorber el agua y a equilibrar la Cuenca del Morro.

No estamos haciendo para el próximo año o la próxima elección; estamos haciendo este trabajo para dentro de 10, 15 o 20 años, es para el futuro, para los chicos nuestros, para nuestros hijos.

¿Qué hace falta para que nos conmovamos con los desastres ecológicos? Los estamos viendo todos los días. Las palabras “calentamiento global”, que cuando yo lo decía hace unos años parecía un loco, algo que no se entendía de qué se hablaba.

Hoy, no asumimos que somos parte de este tiempo y que alguien le va a preguntar a su papá o a su abuelo: “¿Qué hiciste vos para frenar este desastre ecológico que hoy nos castiga?”

Yo quiero que nosotros los puntanos digamos: “Nosotros fuimos sembradores de oxígeno, sembramos de árboles, superamos la crisis de la Cuenca del Morro, le encontramos respuestas al glifosato, dimos respuesta a la temática del medioambiente e hicimos prevención sobre los incendios forestales”.

El Gobierno, con el municipio de Mercedes, con la participación de escuelas, de fundaciones, de ONG, ha logrado sólo plantar 700 mil plantas. Para una población de 450 mil habitantes, es mucho. Pero yo les pido que hagamos muchísimo más, y lleguemos en menos de dos años a las 7 millones de plantas.

Tenemos que llegar a hacer el esfuerzo. Nuestros viveros están trabajando incansablemente para tener ya las plantas, pero hace falta  la decisión de ayuda. Ayuda de los municipios, de los partidos políticos, de los dirigentes sociales, de las ONG, de los jóvenes, de las escuelas, de los docentes, de las mujeres y de la gente de Seguridad.

El turismo se consolida como una actividad económica aliada al ambiente. Ello posibilita que emprendedores y comunidades sean directos e inmediatos beneficiarios de los recursos que genera.

En pos de su mayor crecimiento, desde el Gobierno de la provincia se avanza, no sólo en el desarrollo de una infraestructura adecuada sino también, en el impulso de diferentes acciones. Se desarrollaron planes de fomento a las inversiones turísticas y al agroturismo. Se impulsó el turismo en las naciones Ranquel y Huarpe, y el turismo de reuniones.

Se promovió la capacitación de los jóvenes anfitriones turísticos. Se participó en más de 60 fiestas patronales; ferias internacionales, nacionales, provinciales y locales; congresos y convenciones; además de proyectarse la realización, en el año 2017, del Primer Congreso Provincial de Turismo, que puede ser la ideología, el discurso, que tengamos por muchos años, generado por los propios protagonistas del turismo.

El turismo es una actividad impresionante, porque es una industria sin humo. Nos trae dinero, trabajo y beneficios, sin humo y sin provocar ninguna degradación en el medioambiente. Tenemos otro factor muy importante, que me lo han enseñado mis propios funcionarios: el turismo crece aunque no hagamos nada. Crece igual, año a año, aún en épocas de crisis. Por esto de la democratización que tiene la sociedad, la globalización, todos están informados, todos tienen un medio y se comunican. Entonces saben que existimos y que San Luis es una provincia de paz, que recibe con los brazos abiertos a los turistas. Esto es bueno saberlo. Entonces, pongámosle entusiasmo sobre esta actividad espectacular y maravillosa.

Apoyemos este Congreso del año 2017, que nos va a traer un discurso para mucho tiempo, que lo vamos a construir entre todos. Van a participar hoteleros, gastronómicos, empresas de transporte, guías turísticos, y todos los que hacen esta maravillosa actividad.

Sostener y promover la identidad de nuestra provincia es una meta que nos impusimos a fin de preservar, salvaguardar, promocionar y transmitir los valores esenciales que hacen al ser puntano.

En esta dirección, impulsamos hechos culturales que nos permitieron trascender nuestras propias fronteras posibilitando que se conozca quiénes somos, cómo somos y de dónde venimos.

Entre muchas acciones, entregamos más de 13 mil ejemplares literarios a instituciones de la provincia; impulsamos los concursos “Historias y ficciones de los pueblos puntanos” e “Historia de mi pueblo y su gente”, además del certamen poético “Bicentenario y Puntanidad”; participamos en la 42ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires y en la 4ª Feria Nacional del Libro en Villa Mercedes.

Organizamos un concurso de cuentos e historia de los pueblos y su gente. Yo le pedí a la profesora Leticia Maqueda que lo hiciera buscando todos los pueblos de San Luis; porque llegaba a un pueblo y le preguntaba al intendente: “¿Por qué se llama así la localidad?” o “¿cuándo se fundó?” Y muy pocas veces me saben contar.

Yo a veces llevo preparado algo sobre el pueblo, cuento alguna historia, porque es muy importante la identidad, sentirnos orgullosos de ser puntanos, de pertenecer a esta tierra tan linda.

Entonces buscamos a los pueblos, los más escondidos, olvidados o ninguneados, para que participaran. En Justo Daract hicimos la premiación, donde fueron galardonados muchos de los que se presentaron; vamos a hacer una recopilación, la vamos a publicar, darlas a conocer, y (los ganadores) brindarán conferencias para que se sepan las raíces de cada uno de los pueblos de San Luis.

Estamos trabajando orgullosamente en esto, sin descuidar todo lo demás -que estoy omitiendo por contar-, que estamos haciendo y haremos en Cultura.

San Luis no quedó inerte ante el flagelo social de la violencia contra la mujer. El Estado tiene la obligación moral, más allá de su rol específico, de ocuparse de este flagelo que afecta a tantas abuelas, madres, compañeras e hijas. La misma obligación que debemos tener todos. De hecho, fue la sociedad la que se movilizó haciendo suyo el reclamo de ella. Nadie quero afuera. Todos juntos, al unísono, hicimos escuchar nuestras voces al grito de ¡Ni una menos!

Lamentablemente -y lo digo con mucho dolor y vergüenza- la Secretaría de la Mujer #Ni Una Menos, desde su creación, dio asistencia a 1.511 mujeres, en su mayoría víctimas de la violencia ejercida por los varones.

Con sinceridad lo digo, desearía no tener que informar ninguna cifra a esta Honorable Asamblea el año próximo, pero sé que esto no es más que una expresión de deseo. Basta con leer los diarios, visitar algún portal de noticias o navegar por la red para advertir que la infamia no cesa; más aún, por momentos pareciera que aumenta.

En San Luis, la mujer siempre va a tener un lugar para resguardarse de la violencia, la discriminación o cualquier otra forma de maltrato.

En este sentido, creamos por ley la Oficina de la Mujeres Víctimas de Violencia y firmamos convenios de cooperación con la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, con la Universidad Nacional de San Luis y con el INADI, además de una carta de intención con el comité para acogida de refugiados.

Confeccionamos un protocolo de acción frente a la violencia de género. Protocolo que deberíamos promover y conocer todos. Instalamos 489 aplicaciones de Alerta Temprana en teléfonos celulares, a la vez que entregamos 94 móviles a mujeres que no contaban con uno. Brindamos alojamiento inmediato a víctimas en situación de extrema vulnerabilidad, además de brindarle asesoramiento y patrocinio legal. Implementamos un formulario virtual para la presentación de casos de violencia. Asistimos psicológicamente a más de 70 mujeres víctimas de violencia. Combatimos la trata en todo el territorio provincial. Capacitamos a las fuerzas de seguridad sobre diversidad sexual, trata y prostitución. Extendimos nuestro accionar al interior de la Provincia, a través de las sedes de la Secretaría de la Mujer en Villa Mercedes, Villa de Merlo y Valle del Conlara. Trabajamos con mujeres que residen en zonas rurales alertándolas sobre este flagelo. Impulsamos campañas de concientización en todo San Luis. Nos ocupamos de los hijos de las víctimas, brindándoles asistencia psicológica, de salud y también educacional.

Para adelante, diseñaremos un programa de viviendas destinado a mujeres violentadas y en estado de vulnerabilidad; implementaremos la denuncia digital, aplicación que estará disponible en todos los móviles del personal policial; promoveremos la pulsera con georreferencia para su protección; impulsaremos un programa de capacitación a través de la Universidad Provincial de Oficios; crearemos bolsas de trabajo y fomentaremos el desarrollo de microemprendimientos en diferentes temáticas.

Pero esto siempre es poco. Porque el mayor problema que enfrentamos en la violencia de género es cultural. Está en nosotros mismos. Tenemos que reeducarnos. Necesitamos que, en el tema de la violencia de género -Ni una menos-, nos ayuden las escuelas, las/os docentes, la policía, el sistema judicial, que da respuestas grandiosas, y otras veces no tanto.

Ayudémonos entre todos a sacar esa cosa fea, que nos formó mal a todos y todas. Salgamos de esto, con la mayor celeridad posible. Preguntemos a nuestras hijas qué tenemos que hacer, y ellas nos van a decir.

Creemos en el deporte con base social: aquel que promueve la formación deportiva y cultural, a la vez que contempla el cuidado de la salud, la cooperación y la inclusión de todos y de cada uno de los sanluiseños.

Creemos en una política de deporte planificada, sistemática y con objetivos claros.

Creemos en la necesidad de extender la práctica deportiva a todos los ámbitos de la comunidad. En función de ello, promoveremos la realización de los Juegos Deportivos Universitarios en más de 14 disciplinas.

Reeditaremos los Juegos Intercolegiales de la Puntanidad, los Juegos Deportivos Evita. Impulsaremos las nuevas escuelas de deporte adaptado, la Liga de Servidores Públicos y las actividades deportivas y recreativas para los adultos mayores.

Continuaremos con la práctica deportiva en cada ciudad de la provincia, extendiendo la actividad física a toda la comunidad. Seguiremos impulsando las escuelas deportivas de verano e invierno en lugares adecuados, seguros y gratuitos. Impulsaremos la mejora y desarrollo de infraestructura deportiva. En esta dirección, reacondicionaremos “El Ave Fénix”, el Estadio “Juan Gilberto Funes” y, además, vamos a poner en valor a más de 100 clubes de la provincia a través del programa “Amando San Luis, Amado mi Club”, abriendo sus puertas a toda la comunidad.

Seguiremos participando de los Juegos Binacionales de Integración Andina “Cristo Redentor”, el Campeonato Provincial de Fútbol, el Boxeo de la Puntanidad, los campeonatos provinciales trail run, trekking puntano, automovilismo de las diferentes categorías provinciales, regionales y nacionales.

La Zona de Actividad Logística (ZAL), abandonada y desmantelada durante el 2011 al 2015, paso a paso va recobrando el potencial que dio su origen en beneficio del desarrollo productivo.

Paulatinamente y gracias a su puesta en valor -nos hemos pasado poniendo en valor a la ZAL, lo que hemos encontrado-, a las nuevas obras y al mantenimiento, la ZAL, el Agrozal y la Logística Ferroviaria en Villa Mercedes, recupera sus aptitudes operativas.

El mismo camino siguen las Zonas Primarias Aduaneras de San Luis y Villa Mercedes, y la Zona Franca de Justo Daract.

En igual dirección, la provincia volvió a recuperar La Puntana y sus vagones, hasta hace poco en manos de terceros. Se recompuso la Playa Ferroviaria de Maniobras.

Quince vehículos bitrenes de transporte de la Provincia son los únicos que están autorizados en la República Argentina. Aquí, en San Luis. El bitren es amigable con el medio ambiente: transporta dos o tres veces más que la carga normal, no destruye las autopistas y está prohibida su circulación o no se permite. Aquí en San Luis, sí. Ahora va a haber un convenio con La Rioja, que lo estaba admitiendo también, y tal vez podamos ver el primer transporte de mercadería de San Luis a La Rioja y de La Rioja a San Luis en nuestros bitrenes: puntanos y riojanos.

Hace un tiempo, San Luis compró un tren y le pusimos “La Puntana”. Ese tren hizo un viaje desde la provincia de Buenos Aires, donde lo compramos, hasta San Luis; y de Justo Daract hicimos la entrada a Villa Mercedes, que es como la capital ferroviaria de la provincia, donde está la calle Angosta. “Si me habrán ladra’o los chocos”.

Fui a ese acto y pensaba que era uno más, con funcionarios de trajes grises y poca calidez; cuando “La Puntana” va llegando, veo una multitud en Villa Mercedes. Trabajadores ferroviarios, familias, mujeres, niños con una emoción tan enorme: volvió el tren.

En San Luis, nosotros cumplimos el sueño: volvió el tren llamado “La Puntana”. Después que me fui, vino otro y la tercerizó: se la llevaron a Córdoba a “La Puntana”, y se llevaron a Córdoba también nuestros productos, que tenían que estar en los silos en la Zona de Actividad Logística. Se desmanteló eso. Entonces nuestros productos ya eran bastardeados, con precios mucho más caros y no salían de San Luis.

Ahora, nos ponen dificultades los mismos que manejaron eso, porque quieren que volvamos a un convenio como aquél. No, no, no. Nosotros, el único convenio que hacemos es con San Luis, con el pueblo de San Luis.

“La Puntana” será para el pueblo y para los productores de San Luis o no será; pero vamos a hacer que sea: volvió “La Puntana” a San Luis. Volvió la Zona de Actividad Logística. Volvió ese emprendimiento, ese gran talento que nos convierte en la primera Zona de Actividad Logística de la Argentina, y que muchos vienen a mirarla para imitarla. Ojalá se replicara en toda la Argentina este tipo de actividad logística, que abarata los costos, que genera importantes fuentes de trabajo y trae grandes beneficios a los productores de San Luis.

La Secretaría de Urbanismo y Parques, de reciente creación, tiene como misión posibilitar el vínculo de los sanluiseños y del turismo nacional e internacional con el ambiente, la historia y la cultura puntana a través de experiencias vívidas de alto impacto emocional. Todo en un marco que garantice la sustentabilidad de los recursos en defensa de la biodiversidad.

Los parques, los vamos a refuncionalizar. Los vamos a repensar con el barrio. El parque tiene que dialogar con el barrio. Los parques provinciales tienen que trabajar con los chicos, con la familia, con la mujer. Con muchas actividades y en diálogo.

Estamos haciendo eso y la Secretaría de Urbanismo y Parques ha capacitado a una enorme cantidad de trabajadores del Plan de Inclusión que se van a incorporar a los parques; y que esos trabajadores que se capacitan vivan cerca del parque, así lo sienten suyo y están en diálogo con su barrio con su lugar con su hábitat.

Uno de los máximos parques que estamos haciendo es “La Pedrera” y lo vamos a empezar a ver y a entender cuando lo veamos funcionar. Estamos haciendo lo mismo en todos los parques provinciales.

Laboratorios Puntanos, como productor y proveedor de medicamentos, impulsa su tarea con altos estándares de calidad y un fuerte compromiso social y con el medioambiente.

El año pasado me dio la gripe A. Me vacuné y tomé remedios de Laboratorios Puntanos. ¿Con quién me atendí? Con el hospital público de San Luis, y no me fue tan mal.

Lo cuento porque una vez hicimos un convenio con la ciudad de Buenos Aires en el que le vendimos medicamentos. Alguien importante dijo: “Bueno, pero son de San Luis, por qué no los miramos un poco”. Y a esa persona le dijeron: “Son de mejor calidad que los que están en el comercio”. Esos son nuestros medicamentos.

San Luis Agua ha hecho numerosas tareas y vamos a continuar para llevar el agua potable a todos. En El Volcán tenían un problema con el agua potable, y era administrado por una cooperativa. Si la administra bien, bienvenida sea; pero si la administra mal, no. Porque después del esfuerzo que hace la provincia, de construir acueductos y llevar el agua a todos lados, si el que va a administrar el agua y tiene que potabilizarla lo hace mal, nos echa la culpa a la Provincia o al municipio, que es el que tiene que distribuir. Nosotros hemos hecho todas las obras de infraestructura.

Por eso, en El Volcán, la Provincia se hizo cargo de la planta potabilizadora y solucionamos todos los problemas. Así que miremos esta situación y si tenemos dificultades, vemos cómo hacemos.

La Provincia pone un precio ínfimo por el metro cúbico de agua, capaz que sea 20 veces menos que el precio internacional. Y la boleta que le llega al usuario es el precio del Gobierno de la provincia -que no es nada- y, a veces, mil veces más por el precio que paga a la cooperativa o quien administra el agua a la provincia.

Entonces, esto tenemos que revisarlo racionalmente. El agua para los puntanos tiene que ser muy barata, porque las obras de infraestructura están y tenemos agua, para eso hacemos la obra; y el agua, primero, es para el consumo humano, para nosotros para los puntanos. Esto tenemos que revisarlo y se está haciendo.

Me trajo una muy buena noticia San Luis Agua por la regulación de los diques. En el verano, cuando los diques se rebalsan, hay que abrir las compuertas para que baje la cota. En el invierno cuando ya pasaron las lluvias después de abril, ahí cerramos las compuertas para cuidarla.

Pero si en el verano la cerramos y vienen las lluvias, pasan las inundaciones. Los diques se hacen para regular las crecidas de los ríos; por eso todos nuestros diques son grandes presas, para regular los ríos; y el dique Luján, que estábamos sufriendo porque no podíamos abrirlo porque estaban tapadas las compuertas, logramos hacerlo hace menos de una semana y podemos ahora regular del dique Luján. En estos días, estamos con el inconveniente de que, al regular el agua, está saliendo toda la parte sucia y estamos con problemas con el agua potable en el propio Luján, que lo estamos solucionando y a la brevedad vamos a tener todo solucionado.

Que me perdonen los que estuvieron antes pero para manejar un dique, algo hay que saber.

En el presente año se volverá a trabajar en el mantenimiento de los diferentes diques de la Provincia, se encauzarán los arroyos Piedra Blanca y Vidal, se intervendrán numerosos acueductos, se hará foco en la cuenca media y baja de El Morro y se pondrá en valor el Embalse Cruz de Piedra, Circuito Los Miradores.

El Embalse Cruz de Piedra es uno de los embalses más antiguos de San Luis y era el que primero conocíamos los niños. Nuestras madres nos llevaban en la Línea 3, que tenía una prolongación que llegaba hasta el Cruz de Piedra. Ahí nos bajábamos con la madre, subíamos todas esas escaleras y veíamos el dique, que está en un lugar que tiene mucha historia en la provincia de San Luis.

Lo vamos a poner en valor y se lo he pedido a una especie de grupo especial. Le pedí a una personalidad de San Luis que trabaje casi independiente del Gobierno, que trabaje como una especie de “Rambo”: él va a hacer la obra sin mucho preguntar. La vamos a presentar en unos días y va a tener una revalorización de la historia de San Luis, porque vamos a recuperar el Camino Real que venía del Paso de las Carretas, se metía por El Volcán y pasaba por lo que hoy es el Cruz de Piedra, buscando San Luis. Ese es el Camino Real, no subía por la Cuesta del Gato. Se hacía a orilla del río, no subía o bajaba por las montañas.

Vamos a recuperar todo el perilago y de un lado, para aprovechar los sedimentos que tiene el dique -que está embancado y lo vamos a desembancar de a poco- y a la izquierda, a la orilla de los barrios de Juana Koslay, pondremos viveros, flores y lo vamos a licitar para la actividad privada.

Del otro lado, vamos a trabajar con el mismo sedimento del dique y haremos ladrillos con técnicas más modernas, sin provocar daño ambiental y con el acuerdo de los ladrilleros de El Chorrillo, que son un orgullo de la provincia y ellos mismos nos van a ayudar y ganarán dinero, seguramente, en esa actividad.

Nosotros tenemos el orgullo de cómo hemos crecido en las universidades. San Luis hace muchos años no tenía universidades. La primera fue la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) que, originalmente, era una facultad que dependía de la Universidad Nacional de Cuyo. Después, en los años 1972/73, se creó la UNSL. Luego, nosotros hemos creado universidades provinciales: Universidad de La Punta, Universidad de Artes y Oficios de Villa Mercedes.

También, se crearon por iniciativa de los legisladores nacionales de San Luis, la Universidad  de los Comechingones y la Universidad Nacional de Villa Mercedes. Todo esto nos llena de orgullo. Además, está la Universidad Católica de Cuyo en San Luis. Todas instaladas en la provincia, llenan a San Luis de jóvenes universitarios por los cuáles nos sentimos orgullosos. Nuestras ciudades se están convirtiendo en ciudades universitarias.

En el año 2016, la Universidad Provincial de Oficios, que brinda educación técnica en pos de mejores oportunidades de trabajo, instruyó a más de 1.600 alumnos y se espera que estén matriculados en estos años. Con respecto a la Universidad de Villa Mercedes, este año tuvimos 27 egresados por primera vez; los llamamos y los sentamos con los ministros. En realidad, nosotros necesitábamos más que 27 egresados, así que en el acto hubo un acuerdo y los contratamos, y hoy están participando en la construcción y el quehacer de la provincia de San Luis, a ninguno de esos chicos le preguntamos por el color político ni de qué lugar venían.

La Universidad de La Punta es un orgullo para la provincia. Es una institución creada para formar intelectual y socialmente a todos los sanluiseños, siempre desde una posición de vanguardia y con excelencia académica.

Especialmente quiero mencionar el Plan de Inclusión Educativa y la labor desarrollada por los Institutos de Comunicación, Arte y Deporte, de Ciencia y Tecnología y del Parque Astronómico de La Punta.

Para el año 2017, además de la formación académica altamente reconocida, se sumarán más horas de actualizaciones o acompañamiento a los alumnos; se prevé inaugurar el edificio del PILP IV, que dará lugar al Laboratorio de Capacitación y al de Investigación y Desarrollo; y un nuevo espacio físico y virtual donde alumnos, desarrolladores freelance y personal de las empresas podrán iniciar sus startups. Supongo que todos ustedes saben de lo que estoy hablando, así que lo dejo en mano de ustedes. Agradezco a la Universidad de La Punta por cómo nos está ayudando con el tema de los refugiados.

Nuestro país detenta, no con orgullo, vergonzosos e intolerables índices de pobreza e indigencia. Una realidad que, aun cuando duele e irrita, no se puede negar y ocultar ya que forma parte, lamentablemente, del paisaje cotidiano de la Argentina. La pobreza no es una ideología. La pobreza no conoce de banderas políticas. La pobreza sólo sabe de su condición: hambre, exclusión y sufrimiento. Nadie puede permanecer ajeno a esta situación. Nadie en su sano juicio puede darle la espalda a este drama que golpea día a día, hora a hora, a millones de familias. Trabajar sin descanso para paliar esta difícil y crítica situación, más que un mandato, es una obligación indelegable que asume nuestro gobierno. Sobre la pobreza no hay mucho para decir, sólo hay que ocuparse. Y eso es lo que hacemos a través de nuestros programas específicos.

Nosotros vamos a encarar un Plan de Lucha Contra la Pobreza. Tenemos que participar todos, ayudar todos -no al gobierno-, tenemos que ayudar para que la gente salga de la pobreza. Vamos a hacer un plan integral para que la pobreza sea combatida en todo el territorio de la provincia. Y la pobreza castiga ahora. Tenemos que ver qué pasa en la juventud cuando cae en la pobreza, cuánto daño le hacemos a esa edad tan especial, llena de romanticismo, de sueños, ideales; y castigados por la pobreza, ¿qué alimentan? Todo lo contrario. Estamos provocando que se nos vayan de nosotros, que se hagan amigos de quienes los puedan ayudar, porque nadie los ayuda.

Los trabajadores cuando su salario no les alcanza, que sienten el orgullo enorme de su trabajo, que van todos los días a trabajar y, sin embargo, cuando vuelven a su familia no les alcanza. Los desocupados, el drama de los desocupados. El desocupado llega a su casa, vamos a suponer -disculpen el machismo-, que es un hombre y no se anima ni a contarle a la mujer. Cómo hace para contarle a su mujer y a sus hijos que desde ese día es desocupado. Y al otro día sale a buscar trabajo; “¿Qué edad tenés? ¿cuarenta? Vamos a buscar a alguien más joven”. No, no. Se convierte en una situación estructural. La pobreza en las mujeres, las madres solteras, los jubilados, los hombres y mujeres de la tercera edad, castiga y a las niñas, niños y adolescentes. Tiene que ser un plan integral, que los comprenda a todos. Empezamos por el tema de definir lo que es pobreza: La pobreza es cuando tenés una calidad de vida y no te alcanza. No te alcanza para el alquiler, para los chicos en la escuela, no te alcanza para el postre, para las vacaciones o para el remedio, de cualquier manera estás en pobreza.

Piensen ustedes a cuántos no les alcanza hoy. Y se ha trazado una línea de pobreza. Cuánto se gana según la canasta familiar, hacemos una suerte de cálculo matemático y hacemos la línea de pobreza. En San Luis, la línea de pobreza que ha hecho nuestro instituto dice, más o menos, $11.500; el organismo nacional dice, más o menos, $13.300; claro, en San Luis casi el 80 % de los que estarían cerca del nivel de pobreza, según la Nación, tienen vivienda propia y entonces la palabra alquiler ya no va, por eso hay cierta diferencia; el transporte acá es más fácil, de última alguno tiene el trabajo frente a su casa o van en bicicleta, es como más fácil; los chicos, la mayoría va a escuela pública, entonces alcanza. Entonces, los sueldos tienen que estar por encima del índice de pobreza.

¿Y por qué los sueldos caen? Se llama inflación. La inflación es un impuesto al trabajador. La inflación la definen algunos fácilmente: “subieron los precios”. Pero la inflación, para el obrero, no es “subieron los precios”, es yo “ganaba este mes tanto como para llenar el carrito hasta acá, ahora gano lo mismo pero el carrito lo lleno hasta acá”. Ahí me generó la pobreza, me bajó al nivel de pobreza. Aunque el salario suba, si al carrito no lo lleno, estoy debajo de la línea de pobreza. En la inflación hay una relación con el carrito del supermercado. Lo primero que hacemos nosotros para hablar de pobreza es empezar a hablar del salario. Para sacar al puntano de la pobreza, lo más urgente es poner al salario por encima del índice de pobreza.

El año pasado cuando dimos el aumento, creo que del 46 % -algunos dieron hasta el 30 %, 35 %-, buscamos acercarnos lo más que pudimos a estar por encima del nivel de pobreza. La inflación creciente nos sacó, y ahora seguimos por debajo del nivel de pobreza y esto fue lo que llamamos el salariazo, esta situación de aumento salarial que ayer lo pudieron cobrar todos los empleados públicos, docentes, cuerpos de policías, hospitales, etc. Y el Plan de Inclusión, a $7500.

Esto significa que, si miramos las estadísticas y nos manejamos con índices, inclusive con el que más elevado lo tiene que sería la Nación, nosotros de golpe hemos colocado -supongamos que el trabajador que recibió este beneficio sea una familia- cerca de 20 mil familias superando el índice de pobreza, serán menos porque muchos estaban ganando por encima. Es un ejemplo, será diez mil, lo que fuere, es un símbolo, es una manera para empezar a pensar distinto.

No puedo pensar el aumento salarial en la inflación que va a venir. Y esto se lo estoy diciendo al Gobierno nacional y a los que piden las paritarias nacionales a tope: tienen que pensar distinto, porque al trabajador que a su carrito lo tiene un tercio menos, al 66 %, no les podés decir que le vamos a aumentar con la inflación que yo especulo del 18 %; porque, de última, me va a subir el carrito a 18 % y no llega al 100 % del carrito, que debería llegar. Primero subime a 100 %, que siga pudiendo llenar el carrito, y después especulemos en la que viene, que sería bueno que también me aumentaras para la que viene.

Nosotros hemos esperado el pronunciamiento del Gobierno nacional, que respetamos y le hemos dado gobernabilidad, y hemos recibido solamente ninguneos. Hemos esperado a que se pronunciara sobre el plan de pobreza, porque hablan también de la pobreza, pero no hemos escuchado ningún plan. Yo quiero discutir el problema del salario, porque es el primer plan que hay y vamos a ver cómo ponemos al salario por encima del índice de pobreza.

Comenzamos con el salariazo, introducimos en el discurso el tema del índice de pobreza, pedimos a nuestro instituto que ahora lo conserve, porque se han manejado los índices de pobreza del INDEC nacional -que yo considero que son bastantes impugnables-, y no se guardó la memoria del provincial, y lo vamos a reconstruir de nuevo.

Y ya estamos trabajando con el índice de pobreza y con el índice de indigencia, que es más bajo, es al que no le alcanza ni para comer. Entonces, hemos puesto la remuneración del Plan de Inclusión por encima del índice de indigencia y esto significa para ellos el aumento del 188 %.

Para combatir la pobreza, lo primero que nos enseñó una persona que sabía mucho es que gobernar es crear trabajo. Así hacía Perón y así hacía el Adolfo (Rodríguez Saá).

Vamos a convocar a una gran paritaria provincial, gremios estatales y gremios privados. Y vamos a poner en la mesa, también, a los empresarios privados y al Estado en cada uno de los distintos gremios y especialidades.

¿Y qué vamos a hablar? Vamos a hablar de todos los temas, de que cada uno tiene como un interés egoísta, sí lo vamos a hablar también; pero todos vamos a hablar del Plan de Lucha Contra la Pobreza: empresarios, gremialistas, de las industrias, de los servicios, empleados públicos, docentes.

Hemos tenido la primera reunión con los gremios públicos y privados. Hubo un altísimo nivel de comprensión de esta problemática y se han introducido ya algunos temas, por ejemplo el Precio San Luis. Muy importante en esta era de inflación, que San Luis venda sus productos para favorecer a los productores locales, pero que también el precio sea el natural de San Luis; no el precio de algo que se produce en San Luis, va a Buenos Aires y vuelve a San Luis. La comercialización se hace por esa vía, entonces nosotros qué estamos alimentando allá, si nosotros podemos hacer todo acá y tener nuestros propios precios.

Estamos hablando del precio de las carnes, lácteos, verduras y pan. Tener el mercado de productores locales. Ayer ya me presentaron un anteproyecto de carnes. Nosotros podemos abastecer a precios muy populares, muy populares y en un corto plazo al consumo popular, una carne mucho más barata que la que se vende. Pero tenemos que trabajar con los carniceros, con los comercios, con los supermercados porque no queremos perjudicar a nadie. Por eso en esta gran paritaria que vamos a hacer, estos días hemos hablado con los gremios, en estos días que vienen vamos a hablar con las pymes, con los comerciantes, con los comerciantes de barrio, con los supermercadistas chicos y después vamos a hablar con los grandes; nos vamos a poner de acuerdo en cómo hacerlo. Si podemos hacerlo, si nos convencemos de un camino en el que todos ganemos, el gran triunfador va a ser el Precio San Luis para combatir la pobreza, la especulación, las verduras estacionales y para que el tomate tengan gusto a tomate.

En ese contexto estamos hablando con el sector lácteo, nosotros haríamos la inversión, la Provincia, inversión para tener las fábricas de lácteos, quesos, embotellamientos de distintas calidades de leche, distintas clases de leche. Nosotros haríamos la inversión y ellos harían la producción, comercialización y todo lo que tienen que hacer; lo mismo en el comercio de las carnes con los frigoríficos, recuperaríamos todos los frigoríficos que hizo la Provincia y que están abandonados, los recuperaríamos y los pondríamos en funcionamiento con un plan hecho entre todos. Ya me hablan, que en poco tiempo, en el negocio de la carne podemos estar ocupando 160 trabajadores.

Dentro de este contexto hay fábricas que cierran y el problema de la desocupación. La palabra dura es expropiación, la palabra blanda es cumplimiento de la ley, que este Parlamento aprobó por unanimidad en el año 2007, donde dijimos que las fábricas que tenían beneficios de la provincia, cuando cerraran, quebrara y/o no hubiera cumplido el ciclo al cual estaba comprometida, el Estado tiene derecho a recuperar ese valor social que el emprendedor se lleva. Entonces, cuando una empresa quiebre, tenga un cierre definitivo y haya recibido del Estado provincial créditos fiscales o facilidades de cualquier tipo para establecerse, con el compromiso que hizo en su momento de generar un número importante de fuentes de trabajo, hoy no lo cumple, el Estado recupera eso.

Ayer la Cerámica San Lorenzo, una empresa de Villa Mercedes que cerró definitivamente, anoticiada de esto, estaba por empezar a levantar las máquinas y llevárselas; entonces con un muy buen criterio el sindicato hizo la advertencia en la puerta de la fábrica, y con muy buen criterio el Gobierno se hizo presente, clausuró y pidió que se retiren las máquinas; y en cuanto a los trabajadores, el Estado va a hacer cumplir la ley provincial, extra dictada en el 2007, y va a proceder a recuperar la fábrica para los trabajadores, haremos el acuerdo correspondiente.

Vamos a crear la Secretaría de la Juventud con rango ministerial y vamos a coordinar con cada Ministerio y en cada Ministerio va haber un coordinador del Ministerio con la Secretaría de la Juventud; en cada Ministerio, un joven. Vamos a hacer un plan específico para los jóvenes, para la inclusión en la cultura y en el deporte, un plan de inclusión para jóvenes en la cultura y en el deporte.

Vamos a mirar la situación de los chicos universitarios que están en San Luis, sobre todo las chicas, vamos a hacer un plan para que tengan obra social. El transporte interurbano: está el transporte urbano, que es el que manejan los municipios, y el interurbano, que es provincial, también vamos a hacer un plan para aquellos chicos que están en una ciudad y tengan que viajar a otra dentro de la provincia; y nosotros podamos facilitarles el transporte.

¿Por qué los chicos cuando nosotros cantamos nos acompañan? Cuando cantan ellos, también los podemos acompañar. La juventud que nosotros estamos viendo, Perón decía que no hay que decirle “maravillosa”, la juventud que nosotros estamos viendo es una juventud que no sucedió nunca en la historia de la humanidad, los chicos nacidos después del 95 tienen 22 años, por decirlo de alguna forma son del mundo digital y los chicos que están naciendo ahora en el 2008, 2007, 2005, ya pertenecen al mundo de la robótica y ninguno de ellos tiene poder. Entonces, todos los que tenemos más de 25 somos inmigrantes al mundo de estos nuevos jóvenes, inclusive algunos de estos jóvenes son de nuestra era y ya ellos mismos tienen jóvenes de la era digital también juntos y esta enorme inteligencia que debemos poner para comprender esta situación, que es única en la historia. Nosotros estamos posicionados en el poder, atornillados en el poder, hay que empezar a aflojar los tornillos y que empiecen a venir los chicos.

Johana Sosa, estaba ella en una reunión, convoco a los chicos y empiezan a contarme lo que piensan los chicos; se para esa chica, Johana Sosa, ella es funcionaria, jefa de área o algo así, y estaba hablando con el gobernador, supuestamente inhibida, y yo les había dicho que hablaran de lo que quisieran y contó lo siguiente: “Yo me presento como jefa de área, en la oficina, y me paro y me miran de arriba abajo, los más grandes, los otros funcionarios, planta permanente o los otros. Me presento: soy la jefa de área, vengo a hacerme cargo. Intento abrir un archivo, un fichero y tenía llave, y no podía abrirlo. Entonces pregunto ¿alguien tiene la llave?” La burocracia le contesta: “No, no hay llave” Entonces Johana dijo: “Ah, no hay llave ¿Me traen un destornillador?”.

Le pido a toda la clase política, yo también me obligo y me comprometo, entreguemos las llaves, sino los chicos están autorizados a usar el destornillador.

Estamos enviando al Parlamento en este mes de abril un nuevo plan integral de viviendas, es nuevo y es integral. Comprende un camino para solucionar las distintas problemáticas, todas las problemáticas las tenemos que solucionar con esta ley, la ley que vamos a mandar va a tener principios, pero la tienen que construir entre todos: oficialismo, oposición; me gusta, no me gusta más o menos. Todos tenemos que hacer la ley porque es una ley de todos.

Una vía para que todos los sectores que sufren la falta de una vivienda digna accedan a la solución de su problema, o sea, todos van a tener un camino, el que sufre el problema de no tener vivienda o no tener una vivienda digna, va a tener un camino. Va a haber viviendas solidarias para los que menos tienen; va a haber la posibilidad de acceso a terrenos para los que no tienen terreno y pueden construir viviendas; arreglo y ampliación a los que tienen viviendas; construcción de viviendas para sectores de ingresos medios; y créditos para satisfacer la necesidades de todos los sectores de nuestra sociedad. Vamos a trabajar, además, con las entidades intermedias, sindicatos, ONG, y con un plan sectorial específico para ellos.

En San Luis, las familias puntanas deben sentir que el derecho a una vivienda digna es un sueño que se cumple, que se cumple. La nueva ley, además de ser integral, deberá hacer renacer el principio de solidaridad que ilumina los derechos sociales, principio de solidaridad: el que más tiene más pone, el que menos tiene, hay que ser solidario; y respetar el principio de la realidad económica que permite que el progreso sea continuo, en suma, verdaderos motivos para sentirme y para que todos ustedes sientan el orgullo de ser puntanos.

Señores diputados, señores senadores, pueblo de San Luis, en nuestras manos descansa el presente y el futuro de nuestra provincia, todos sabemos de dónde venimos y lo que nos costó llegar hasta acá. Este camino es de todos, juntos lo hicimos posible, uno al lado de los otros, mirando hacia adelante, imaginando el futuro, pensando en cada uno de los sanluiseños, dialogando, incluyendo a los que menos tienen, privilegiando a los más vulnerables, haciendo realidad los sueños. Año a año San Luis fue dejando atrás ese pasado que tanto dolía por este presente lleno de esperanzas y posibilidades. Paso a paso San Luis cambió, San Luis cambió y lo hizo para siempre, para nunca más volver atrás.

Con este mensaje dejo inaugurado el 141º Período Ordinario de Sesiones de la Legislatura de la Provincia de San Luis.

FUENTE: ANSL. http://agenciasanluis.com/notas/2017/04/02/el-discurso-del-gobernador-en-la-legislatura/

 

2017-04-05T16:18:33+00:00 abril 3, 2017|