LA LUZ DEL CONOCIMIENTO

Alberto Rodríguez Saá

El 22 de abril de 2016 fui invitado al acto de inicio de funciones de la Universidad Nacional de Villa Mercedes. Allí pronuncié el siguiente discurso contenido en este texto y editado por mi propio “cuerpo de escribas”.

La Universidad, además de ese andamiaje arquitectónico, tiene racionalidad y tiene sentimientos. Esa racionalidad son los sueños que queremos cumplir. Estos sentimientos son el amor a Villa Mercedes y a nuestro pueblo.

Mujeres estudiantes, hombres estudiantes, señor rector, Mesa Académica, pueblo de Villa Mercedes:

Voy a decir lo que siento: Siento que hoy es un día fundacional.  La Universidad necesita y tiene un andamiaje arquitectónico para lograr su creación, que se traduce, (y después me voy a referir a ellos específicamente), en la lucha de hombres y mujeres  de Mercedes y de la provincia de San Luis para alcanzar esto sueño.

Se traduce, tal vez, la historia en leyes, decretos, esto y aquello. Pero hoy, cuando el doctor Roberto Schwartz, el rector, nos contó sus sueños y sus objetivos, de que la Universidad esté integrada, pertenezca y sea parte. Y sea Villa Mercedes, sea San Luis; es como que la Universidad, además de ese andamiaje arquitectónico, tiene racionalidad y tiene sentimientos. Esa racionalidad son los sueños que queremos cumplir. Estos sentimientos son el amor a Villa Mercedes y a nuestro pueblo.

PLATÓN Y LA ACADEMIA

Los antecedentes de la Universidad -y esto es una visión personal mía; no dicen esto los libros pero yo creo que los antecedentes están- según nuestra tradición grecorromana o judeocristiana, están en la Academia que alguna vez dirigiera, formara y fundara el mismísimo Platón (1), lo hizo en la Atenas floreciente. Discípulo de Sócrates (2), nos legó los diálogos platónicos y los relatos de los días de la muerte de Sócrates. Él funda la academia para los jóvenes atenienses, para que los jóvenes se formaran y se educaran, y miren cómo era la Academia de simple: la academia era en un campo, era un parque y tenía un edificio amplio todo comunicado, como este salón, que era el gimnasio, había un olivo. Allí estaba Platón y allí formó la mejor juventud de la época y de los griegos. La Academia de Platón. Permítanme que piense que nosotros también vamos a tener nuestra academia ahí en ‘La Pedrera’, con un gimnasio, con nuestro olivo y nuestro parque.

Permítanme que piense que nosotros también vamos a tener nuestra academia ahí en `La Pedrera’, con un gimnasio, con nuestro olivo y nuestro parque.

ARISTÓTELES Y EL LICEO

Aristóteles (3), discípulo de Platón, formó lo que se conoció como el Liceo. El Liceo, (después al nombre se lo ha apropiado también el tiempo), tenía la misma finalidad. ¿Ahí qué se enseñaba? Había que formar a la juventud. Se enseñaba en el deporte, en formar guerreros y también se les enseñaba a que tuvieran una mente brillante, con mayor conocimiento, fundamentalmente en la matemática, en la astronomía y en los conocimientos de la época, los máximos conocimientos de la época.

LA BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA

Después, otro antecedente es en Alejandría, la Biblioteca de Alejandría (4) que fue, hasta que apareció Internet, la máxima biblioteca jamás soñada. Estaba formada por los libros de todo el mundo e inclusive cuando llegaba un barco a Alejandría se iban al barco y copiaban la carta de navegación para tener más información. Ahí, por supuesto, estaban los sabios o científicos o filósofos del mundo que se acercaban a la biblioteca y, por supuesto, también ahí impartían o compartían el conocimiento.

 

LAS UNIVERSIDADES

Con la Edad Media, aparecen los gremios y la necesidad específica de “tenemos que formar”. Empezaron a formar lo que hoy en día serían los profesionales. Ahí nacieron, con el nombre de Universitas, las primeras universidades, que se ubican alrededor del Siglo XI; algunos dicen, casi todos, que es Bologna, otros dicen que es París (5). Ahí empezaron a aparecer las universidades europeas, pero nacieron para formar profesionales y parece que fuera hoy: formar solamente abogados, médicos, teólogos.

Y aparecen las universidades con todos estos requisitos, aparecen los alumnos, los científicos; empiezan a pedir algo que va a imponerse con el tiempo y que hoy es una categoría, un bien adquirido por la universidad que es maravilloso: la libertad de pensamiento.

Esto produjo la acumulación de más inteligencia y la presencia de alumnos que generaran y fueran por más. Este fenómeno apareció con la universidad, con un elemento necesario, que es el pensamiento crítico. El pensamiento crítico genera inmediatamente la mejor formación del pensamiento científico y de las ciencias. La universidad empezó no sólo a formar profesionales, sino también empezó a formar profesores con institutos que empezaron a investigar, la investigación en la ciencia. Y aparecen las universidades con todos estos requisitos, aparecen los alumnos, los científicos; empiezan a pedir algo que va a imponerse con el tiempo y que hoy es una categoría, un bien adquirido por la universidad que es maravilloso: la libertad de pensamiento. Así se formaron las universidades y apareció otro elemento, porque decíamos la de Bologna, decíamos la de París y empezamos a decir las alemanas, las españolas y Salamanca y ésta y aquella. Empezaron, cada una a tener raíces en sus pueblos, en sus lugares, en sus sitios, en sus naciones, en sus comunidades.

PIEDRAS ANGULARES DE LAS UNIVERSIDADES

Estos son los elementos que van constituyendo lo que es  una universidad: pensamiento crítico, libertad, libertad de cátedra, institutos, investigación. Yo voy a  definir ahora a las universidades con una imagen que no es la que dicen los libros: las universidades se convirtieron en una luz que se prende en la oscuridad. Qué maravilloso prender en la oscuridad una luz, prender la luz; la luz del conocimiento, la luz de la investigación, la luz de las ciencias, la luz de formar jóvenes, la luz de la discusión, de la academia, del lenguaje académico, de la precisión, de qué discutimos; esta precisión la establece la academia y le pone, cuando a veces no conocemos el nombre, le pone el nombre y la definición.

Las universidades se convirtieron en una luz que se prende en la oscuridad. Qué maravilloso prender en la oscuridad una luz, prender la luz; la luz del conocimiento, la luz de la investigación, la luz de las ciencias, la luz de formar jóvenes, la luz de la discusión, de la academia, del lenguaje académico, de la precisión, de qué discutimos; esta precisión la establece la academia y le pone, cuando a veces no conocemos el nombre, le pone el nombre y la definición.

Ustedes pusieron, cuando hablábamos, la globalización, una palabra que viene, viene, viene, pero la primera vez que apareció en el diccionario de la web fue como en el año ’92 ó ’93. Yo no sé si tiene una definición académica, no seguí tanto ese tema pero la Universidad tiene eso: establece el lenguaje académico que nos permite precisar de qué estamos hablando y después lo derrama a  las comunidades. A lo que me voy a referir en breve.

NUESTRA HISTORIA UNIVERSITARIA

En la Argentina tuvimos, en el derecho español, la Universidad de Charcas y después la Universidad de Córdoba (6). La Universidad de Córdoba te daba solamente teología y estaba ubicada ahí en la “Manzana de las Luces”, donde hoy está el Colegio “Monserrat”. Recién en 1791, un 21 de marzo (fíjense que es el mismo día que lo nombraron al rector Schwartz), la Universidad de Córdoba crea la Cátedra de Institutas. Las Institutas son una especie de resumen de las instituciones del derecho y con ese resumen de instituciones del derecho se secularizó el estudio del derecho. Dejó de ser el derecho canónico, dejo de ser la teología y pasó a ser estudio del derecho. Ese día tuvimos la primera universidad, la primera Facultad de Derecho de la historia argentina y una de las primeras de Sudamérica. Ese día, y permítanme acá que pase una especie de anuncio comercial, el que fue designado fue don Victoriano Rodríguez. Él da la cátedra de Jurisprudencia, de Derecho de Institutas y luego conforma la Universidad. Él pertenecía al Cabildo de Córdoba y como el Cabildo de Córdoba se opuso a la Revolución de Mayo, los que estaban, los cabildantes que componían el poder del Cabildo en Córdoba fueron fusilados en Cabeza de Tigre, entre ellos Liniers (7), y otros como Victoriano Rodríguez.

EL VÍNCULO DE SAN LUIS CON LA HISTORIA

Victoriano Rodríguez está ligado en cierta manera a San Luis, y a esta mesa, por eso lo menciono. De él descienden, por ejemplo, don José Elías Rodríguez, que fue uno de los soldados del Ejército Libertador, coronel en la Batalla de Ayacucho; desciende doña Catalina Rodríguez, que es beata designada por la Iglesia Católica, fundadora de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús; desciende de él don Carlos Juan Rodríguez, que hizo el primer Código de Procedimiento de la provincia de San Luis y fue secretario de la Convención Constituyente del ’62; también descienden de él, don Carlos Juan Zavala Rodríguez, que fue el puntano autor del Código de Comercio Comentado, una de las obras del derecho comercial más importantes de la Argentina, fue profesor de la Facultad de Derecho, miembro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y por supuesto, puntano hasta el cogollo de su misma médula, como diría el poeta Agüero (8). Y de él también desciende Agustín Rodríguez Jurado, profesor de Derecho de la Navegación, también de origen puntano, y de él desciende un personaje que tiene una placa en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, que dice que él fue uno de los presidentes argentinos egresados de la Universidad de Buenos Aires, que es el doctor Adolfo Rodríguez Saá.

HITOS PARA DESTACAR

También es importante la Universidad de Córdoba porque dio la primera mujer abogada en el año 1929 y es importante porque en el año 1918 se produjo en sus aulas la Reforma Universitaria, que tiene una importancia enorme en el estudio de la Universidad. Lo que significa la Reforma queda expresado en aquel pensamiento que dice: “Los dolores que quedan son las libertades que faltan” (9), algo así es la frase, pero muy social y muy importante.

LA UNIVERSIDAD EN NUESTRA TIERRA

La Universidad Nacional de Cuyo fue fundada en el año 1939, también en el mes de marzo (un 21 de marzo del ’39, coincide. Así que están puestos todos los astros en el 21 de marzo, cuando asumió Schwartz, así que vamos bien). La Universidad de Cuyo tardo también, como esta Universidad, un tiempo hasta que se asentó. Creo y déjenme creer, no está probado pero por la evolución que tuvo a partir de la Presidencia de Perón (10), le doy una gran importancia al paso de Perón por Mendoza y a la preocupación que tuvo por la Universidad Nacional de Cuyo. Se creó después la Universidad de San Luis y la Facultad de Ciencias de San Luis y la de San Juan, y es una Universidad de las más prestigiosas de la Argentina. La Universidad de San Luis está, diría, en un nivel académico y los antecedentes, en el tercer lugar de las universidades, detrás de la Universidad de Buenos Aires y cerca de la de Córdoba, pese a que es muy reciente, está presente  que tiene que ver con este acto de hoy.

Uno de los estudios más importantes que había en uno de los momentos de silencios sobre la vida de Lafinur fue el trabajo de don Plácido Horas sobre Juan Crisóstomo Lafinur. Las tareas de evolución de la educación, los escritos de Pedro Dionisio Lafourcade o del profesor Montoya son sobre San Luis.

 

Perón tuvo una gran visión de la Universidad Nacional de Cuyo y creó en la Universidad Nacional de Cuyo las cátedras de estudio regionales. Dice ¿por qué en la Universidad Nacional de Cuyo, sede San Luis, no estudian a San Luis también? Esto logró que viniera una camada de profesores. Primero, cuando se crea la Universidad, eran todos puntanos, cómo armando la Universidad, recibiendo las luces de conocimiento que venían con cada una de las cátedras, llegaron un conjunto de profesores. Recuerdo a los Montoya, porque eran varios, por lo menos dos hermanos y sus mujeres también, fundadoras; los Colavita; los Bianco, los Rivarola, Funes, Zunino; el profesor Plácido Horas, los Horas; los Pantano eran un matrimonio que los dos desarrollaban tareas universitarias maravillosas; y todos, (si ustedes estudian la época de esta creación, esa Universidad estaba muy asociada, compenetrada), participaban de la vida de San Luis. Por ejemplo, uno de los estudios más importantes que había en uno de los momentos de silencios sobre la vida de Lafinur fue el trabajo de don Plácido Horas sobre Juan Crisóstomo Lafinur. Las tareas de evolución de la educación, los escritos de Pedro Dionisio Lafourcade o del profesor Montoya son sobre San Luis.

Vemos con muchísimo placer la actitud y la comprensión que estamos teniendo y llevando en un diálogo muy fecundo con el actual rector, el profesor doctor Nieto Quintas, con quien estamos remediando este dolor, que debe remediarse inmediatamente. La universidad, la comunidad, la municipalidad, la provincia, el pueblo se merece que trabajemos juntos: Universidad, Provincia y Municipio.

Esto es muy importante, tal vez cuando se crea la Universidad de San Luis en el año 1973, al final de la dictadura, llamada Revolución Argentina, un poco antes del advenimiento del peronismo, ahí se funda la Univesidad de San Luis, que era creada, se desprendía de la Universidad de Cuyo, aumentaba el presupuesto para que atrapara más a los jóvenes de San Luis y tuvieran más contención. La dictadura nos hizo retroceder muchísimo el tema y la Universidad Nacional de San Luis, en su vida democrática y a partir del 1983, ha tenido una suerte de alejamiento de la comunidad y esto ha sido doloroso para las dos partes.

EL INICIO DE LA GESTA

Voy a hablar de la Universidad de Villa Mercedes y voy a contar una anécdota: estamos en la época del Bicentenario de la Independencia. “Nos situamos en Salta, en una iglesia de 1814, se acerca una persona y dice que vienen los españoles, entran a Salta y la pregunta es qué hacemos y cómo para ayudar. ‘Vamos a ofrecerles resistencia’. Estaba ahí un personaje joven, Luis Burela (11), que después se convierte en el coronel Luis Burela, héroe de la historia argentina y uno de los lugartenientes más importantes que tuvo después Martín Güemes (12). `Vamos a pelear, vamos a defender Salta’. Eran 30 hombres y mujeres. ‘Y cómo vamos a hacer si no tenemos armas’ y ahí Luis Burela dice: `Vamos a pelear con las armas que les quitemos’. Ahí está la zamba que cantaba Roberto Rimoldi Fraga (13) (el Adolfo me va a contestar ahora) `con qué armas señor lucharemos, con las que les quitaremos, dice que gritó”. Salieron, pelearon con unos españoles, los tomaron desprevenidos, les quitaron 30 sables y 30 caballos, después se hicieron 60, después 100 y después se hicieron los gauchos de Güemes, que fueron un bastión de defensa de la soberanía y de la lucha por la Independencia contra los realistas en el norte argentino.

`Vamos a pelear, vamos a defender Salta’. Eran 30 hombres y mujeres. ‘Y cómo vamos a hacer si no tenemos armas’ y ahí Luis Burela dice: `Vamos a pelear con las armas que les quitemos’

AQUÍ Y AHORA

A nosotros nos ha pasado lo mismo con la Universidad de Villa Mercedes. Tantos años soñando con tener la Universidad en Villa Mercedes, tantos años soñando que fuera una Facultad de Medicina, tantos años soñando que capacitemos a médicos, a paramédicos, y con qué armas íbamos a luchar. Y empezamos a luchar con las armas que les quitamos.

Tantos años soñando con tener la Universidad en Villa Mercedes, tantos años soñando que fuera una Facultad de Medicina, tantos años soñando que capacitemos a médicos, a paramédicos, y con qué armas íbamos a luchar.

Fuimos despacito: primero apareció un proyecto, después el sueño, después el Adolfo; miren que he repasado los nombres y yo casi diría que está casi toda Villa Mercedes. Están los diputados nacionales, está Mario Raúl Merlo, vi al senador Maranguelo, a Liliana Negre de Alonso, a Bonino, al senador Agúndez, a Lusquiños que está presente, a Bartolucci; miren los nombres, Mary Merlo está porque hubo proyecto, pero además hubo proyecto de declaración que se hizo en la Cámara de Diputados, ahí estás vos Mary, don Vecino, María Angélica Torrontegui que está acá; estuvo toda Villa Mercedes, pero hubo algunos que se opusieron. Pasa. Debimos haber votado como hicimos con “La Pedrera”, entonces íbamos a tener 89% a favor de la Universidad de Villa Mercedes y un 11% ó un 10% por el no. Bueno, pasa siempre.

Debimos haber votado como hicimos con “La Pedrera”, entonces íbamos a tener  89% a favor de la Universidad de Villa Mercedes y un 11% á un 10% por el no. Bueno, pasa siempre.

EL RECTOR

Entre los creadores y que aparece luego como rector es el nombre de Roberto Schwartz (es re difícil pronunciarlo, porque hay que nombrar la s, ch, w, a, u, r, t y al final meterle una z). Yo leí el currículum de él y se ha recibido de médico, luego vienen las especialidades y es profesor del Instituto de Deontología, y esto y aquello, muchísimos pergaminos. Y aparece uno por ahí que hay que contarlo con el corazón, porque a mí me da en Schwartz una seguridad tan grande que lo voy a contar. Un día trágico en la provincia de San Luis, quizás el más trágico de su historia: estábamos en la mañana, suena el teléfono y me cuentan que hay un accidente ferroviario en Zanjitas.

No sabía cómo era todavía. Me preparo para viajar y empiezo a llamar, “parece que hay víctimas, que es complicado”, empiezo a llamar y me empiezan a decir “el Hospital ya está en emergencia”, salieron las ambulancias; los bomberos; la parte de medicina privada está en alerta; están todos los sanatorios a disposición; Villa Mercedes está de pie; empezaron a nombrar, Justo Daract de pie, Juana Koslay, La Punta, todos de pie. Había una empresa constructora haciendo un camino y dejaron los camiones y se pusieron todos a solucionar el drama, a ver cómo ayudaban. El pueblo de Zanjitas salió a la calle y corrieron en esa tragedia, a hacer lo que cada uno podía, un acto de verdadero heroísmo.

Llego al Hospital de San Luis, estaban todas las madres llorando, los familiares desesperados, sin información; y pregunto ¿quién está a cargo del Hospital? y me dicen “el señor Schwartz”, y le digo “señor Schwartz ahora usted da las órdenes y todos nosotros obedecemos, usted es el jefe en esta emergencia”. El señor Schwartz se levantó, se hizo cargo de la emergencia y nos empezó a dar indicaciones a todos, salió, contuvo a la familia, direccionó a los médicos. Ese día le tomé un enorme afecto, cariño y reconocimiento. Vi un héroe ese día en la persona del doctor Roberto Schwartz, a quien tengo a mi lado. No voy a leer el currículum. Es esto.

LOS SUEÑOS

Termino diciendo que déjenme soñar con una Universidad que sea  una luz en la provincia de San Luis y  en la región, una luz en la Argentina;  déjenme soñar  con muchachas y muchachos con guardapolvos blancos, entrando a nuestros hospitales y que nuestros hospitales sean hospitales escuela.

Déjenme soñar con actos académicos, donde se les va a entregar diplomas a mujeres y hombres médicos, a mujeres y a hombres, enfermeras, enfermeros, instrumentistas, radiólogos, todas las especialidades médicas; y que Villa Mercedes comience a ser un centro de profesionales médicos y paramédicos que ya no estén sólo en Villa Mercedes.

 

Déjenme soñar con  actos académicos, donde se les va a entregar diplomas a mujeres y hombres médicos, a mujeres y hombres, enfermeras, enfermeros, instrumentistas, radiólogos, todas las especialidades médicas; Y que Villa Mercedes comience a ser un centro de profesionales médicos y paramédicos que ya no estén sólo en Villa Mercedes, sino en toda la provincia, y empiecen a ir a la Argentina a enseñar. Déjenme ver a los estudiantes y profesores comunicados por internet con los centros más grandes  del mundo, educándose y educando, enseñando y aprendiendo para la mejor salud de la población.

Todos los proyectos de ley dicen que la Universidad está facultada para recibir donaciones del Gobierno de la Provincia y del Municipio; claro que está facultada, lo que no sabés es que vamos a hacer donaciones, la Provincia y el Municipio, ¿no es cierto?, para que la Universidad trabaje cada vez mejor y más.

 Déjenme soñar con una ciudad de Villa Mercedes que sea amigable, amable, querible por los estudiantes; que no se sepa si Villa Mercedes es esta pujante Esparta llena de comerciantes, trabajadores, dueños de fábricas, empresarios y trabajadores de fábricas, especialistas o una Atenas con chicas y chicos llenos de conocimientos y de sabiduría. Déjenme ver, soñar en la provincia la Facultad que soñábamos, que nos va a proveer médicos y paramédicos para los hospitales de los jubilados, que tanto necesitamos.

Déjenme soñar que acá y en estos días va a empezar a darnos la solución al tremendo y gran problema, que tenemos, de cambiar el paradigma sobre los temas del narcotráfico para empezar a pensar seriamente en los chicos y chicas y que los recuperemos. Que empiecen a hablar en lenguaje nuestro y se alejen del lenguaje del dealer

 Déjenme soñar que acá y en estos días va a empezar a darnos la solución al tremendo y gran problema, que tenemos, de cambiar el paradigma sobre los temas del narcotráfico para empezar a pensar seriamente en los chicos y chicas y que los recuperemos. Que empiecen a hablar en lenguaje nuestro y se alejen del lenguaje del dealer, que podamos contenerlos, darles cariño afecto para trabajar junto a ellos. Son sueños, sueño con todos estos sueños, lo mejor de la Universidad de Villa Mercedes.

Muchísimas gracias por este acto fundacional y nos comprometemos a trabajar juntos, porque miren qué pícaros, todos los proyectos de ley dicen que la Universidad está facultada para recibir donaciones del Gobierno de la Provincia y del Municipio; claro que está facultada, lo que no sabés es que vamos a hacer donaciones, la Provincia y el Municipio, ¿no es cierto?, para que la Universidad trabaje cada vez mejor y más. Muchas gracias.

 REFERENCIAS

  1. Considerado uno de los más grandes filósofos de la antigüedad. Vivió entre 427 y 347 AC, fundó la Academia, fue discípulo de Sócrates y maestro de Aristóteles. Escribió en forma de diálogo sobre los más diversos temas: filosofía política, ética, psicología, antropología filosófica, epistemología, gnoseología, metafísica, cosmogonía, cosmología, filosofía del lenguaje y filosofía de la educación. Intentó plasmar en un Estado real su original teoría política, lo que puede observarse fundamentalmente en “La República”.

  2. Es reconocido como uno de los más grandes filósofos occidentales y universales. Vivió entre el 470-399 AC y gran parte de su vida se conoce a través de su discípulo Platón.

  3. Nacido en Estagira, vivió entre el 384-322 AC, es el tercero en la línea de los grandes filósofos griegos, y para muchos, el más influyente en el pensamiento occidental.

  4. Fue creada en el Siglo III AC, por Ptolomeo I, en la ciudad egipcia de Alejandría. Fue la mayor biblioteca de la época y una de las grandes reservas de conocimiento de todos los tiempos.

  5. La Universidad de Bologna fue inaugurada en 1088 (aunque sus estatutos datan de 1317) y la Universidad de París fue reconocida como tal en el año 1200. Esta disyuntiva es la que se traslada hasta hoy para determinar (según la biblioteca que se elija) cuál de las dos es pionera en su género.

  6. La Universidad de Córdoba fue fundada en 1613 y la Charcas (actual Bolivia), en 1624, ambas constituyen dos ejemplos de las universidades más antiguas de América.

  7. Santiago de Liniers (1753-1810) fue un actor protagónico de la defensa ante las Invasiones Inglesas de 1806-1807, por lo que fue designado Virrey, entre 1807 y 1809. Luego, al oponerse a la Revolución de Mayo, fue fusilado junto a otros contrarrevolucionarios el 26 de agosto de 1810, en Cabeza de Tigre.

  8. Antonio Esteban Agüero (19171970), poeta máximo de la Puntanidad y una de las voces más notables de la lírica argentina.

  9. Esta frase está presente en el Manifiesto Liminar que diera a la luz Deodoro Roca (1980-1951), abogado, dirigente universitario reformista, periodista y hombre defensor de los derechos humanos. Fue uno de los principales impulsores de la Reforma del ’18.

  10. Juan Domingo Perón (1895-1974). Político argentino, tres veces elegido presidente de la Nación y fundador del Peronismo en 1945.

  11. Luis Burela (1779-1834) fue un militar argentino, nacido en Salta, al que se le reconoce el inicio de la lucha defensiva ante los realistas en época de la Independencia.

  12. Martín Miguel de Güemes (Salta, 1785-1821) fue uno de los grandes próceres de la Independencia, durante años defendió el norte argentino de los constantes ataques realistas en lo que la historia conoce como Guerra Gaucha. Murió a los 36 años, por una herida de bala en combate y es hasta la fecha el único general argentino caído en acción de guerra.

  13. Roberto Rimoldi Fraga (1944) es un reconocido cantante folclórico argentino que aborda temáticas de la Causa Nacional.

¡VIVA VILLA MERCEDES Y LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MERCEDES!